[:es]Fiscalía pide 10 meses de cárcel para el alcalde de Benavites, Carlos Gil (PP), por violencia de género[:ca]Fiscalia demana 10 mesos de presó per a l’alcalde de Benavites, Carlos Gil (PP), per violència de gènere[:]

Carlos Gil fue detenido el pasado mes de septiembre por un caso de violencia de género y fue suspendido cautelarmente de militancia y de sus funciones como coordinador general del PP de la provincia de València.

[:es]La Fiscalía de València solicita una pena de 10 meses de prisión para el alcalde del municipio valenciano de Benavites y diputado provincial Carlos Gil (PP) por presuntos malos tratos a su mujer.

Carlos Gil fue detenido el pasado mes de septiembre por un caso de violencia de género y fue suspendido cautelarmente de militancia y de sus funciones como coordinador general del PP de la provincia de València hasta que se celebre el juicio, tras la denuncia presentada por su mujer.

El juzgado, que dejó en libertad al imputado después de que pasara la noche en el calabozo, le impuso una orden de alejamiento y prohibición de comunicación con la denunciante durante tres meses.

Junto a la pena de prisión, la Fiscalía requiere diez días de localización permanente; la privación del derecho a la tenencia y porte de armas durante tres años; la prohibición de aproximarse a la mujer a menos de 300 metros durante dos años; y el pago de una indemnización de 90 euros para la víctima por las lesiones causadas.[:ca]La Fiscalia de València sol·licita una pena de 10 mesos de presó per a l’alcalde del municipi valencià de Benavites i diputat provincial Carlos Gil (PP) per presumptes maltractaments a la seua dona.

Carlos Gil va ser detingut el mes de setembre passat per un cas de violència de gènere i va ser suspés cautelarment de militància i de les seues funcions com a coordinador general del PP de la província de València fins que se celebre el judici, després de la denúncia presentada per la seua dona.

El jutjat, que va deixar en llibertat a l’imputat després que passara la nit en el calabós, li va imposar una ordre d’allunyament i prohibició de comunicació amb la denunciant durant tres mesos.

Al costat de la pena de presó, la Fiscalia requereix deu dies de localització permanent; la privació del dret a la tinença i port d’armes durant tres anys; la prohibició d’aproximar-se a la dona a menys de 300 metres durant dos anys; i el pagament d’una indemnització de 90 euros per a la víctima per les lesions causades.[:]

CatalanSpanish