400 agentes impedirán la celebración de San Juan en València

El Ayuntamiento de València ha anunciado que cerrará 20 kilómetros de playas para evitar la celebración de la Noche de San Juan con 400 con la actuación de la Policía Local, Policía Nacional, Guardia Civil y Protección Civil

El Ayuntamiento de València evitará, por segundo año consecutivo, la celebración de la Noche de San Juan tan esperada en los pueblos costeros valencianos y en casales falleros. Según han anunciado esta mañana en una rueda de prensa, València contará con un dispositivo de 400 agentes de la Policía Local, Policía Nacional, Guardia Civil y Protección Civil para controlar el acceso a más de 20 kilómetros de playas valencianas.

Y es que esta fecha es sinónimo de macrofiestas y botellones en las playas de la ciudad, aunque en el verano de 2020 ya se impidió -por parte de las fuerzas de seguridad- cualquier tipo de celebración. De hecho, la capital del Túria se encontraba en pleno proceso de desescalada y, aunque este año la situación es diferente, tampoco se permitirá que “se salten las olas”.

Aaron Cano, regidor de Protección Ciudadana, ha recordado en la rueda de prensa que la Noche de San Juan “no es una fiesta muy arraigada en la ciudad de València y ha animado a repensar esta celebración”, aunque muchos casales falleros la han implantado en su calendario de festejos incluso haciéndolo coincidir con la fiesta de “la puntxà”.

Cano ha detallado que el dispositivo policial se activará entre las 21 horas o las 22 horas y se mantendrá hasta las 5 o las 6 de la mañana, en función de las zonas. “El estado de alarma ha decaído pero tenemos que estar en estado de alerta”, ha advertido el regidor, que ha recordado que este lunes finaliza la restricción de la movilidad nocturna, pero que el virus “no ha pasado” y que la incidencia acumulada está en un leve aumento.

“No podemos alentar ni permitir macrobotellones en la playa y toneladas de basura y que no paso nada. No podemos tener este tipo de fiesta. Me parece bien que haya diversión, pero con esta fiesta tenemos que pensar como lo tenemos que cambiar porque no se convierta en un mero botellot en la playa con hogueras”, ha señalado. “La reconversión de una fiesta es complicada, pero esto no significa que no se pueda hacer”, ha concluido.

La consejera de Sanidad, Ana Barceló, ya anticipó el pasado 2 de junio que este año tampoco se podrían llevar a cabo las celebraciones “típicas” en las playas, con el objetivo de “evitar las aglomeraciones” que suelen registrarse este día, especialmente en los municipios costeros.

CatalanSpanish