El 85% de los ayuntamientos de la Comunitat debatirán la ordenanza abolicionista de la prostitución

La consellera reclama una ley integral en un encuentro con testimonios de víctimas supervivientes de la explotación sexual.

La consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, ha destacado que 453 de los 542 municipios de la Comunitat Valenciana debatirán en sus respectivos plenos la aprobación de ordenanzas basadas en el modelo abolicionista de la prostitución que puso a su disposición su Conselleria.

Así lo ha anunciado en el transcurso de su intervención en la jornada ‘Sobrevivir a la prostitución. Las instituciones escuchan a las supervivientes’, organizada en Torrent por la Conselleria de Justicia y la Mancomunitat de l’Horta Sud.

Bravo ha asegurado que la respuesta de las corporaciones locales a la propuesta de elaborar ordenanzas municipales que protejan a las mujeres prostituidas y sancionen al cliente ha sido “muy positiva y esperanzadora”. El modelo único de ordenanza fue una de las propuestas que surgió del Foro Valenciano por la Abolición de la Prostitución que se creó a instancias de la consellera en febrero de 2021 y donde han participado cerca de 40 personas expertas de diferentes ámbitos.

En este sentido, la consellera ha explicado que todas las iniciativas planteadas en el foro “que eran competencia exclusiva de la Generalitat ya se han implementado o se han iniciado los trámites para ello”.

Entre esas iniciativas, la consellera Bravo ha destacado, además de la ordenanza, la reforma de la Ley de Espectáculos para prohibir el ejercicio de la prostitución en locales y la modificación de la Ley de Carreteras junto a la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad para sancionar al prostituidor y aprobar medidas de protección a las víctimas.

En el encuentro también ha participado el alcalde de Albal, Ramón Marí, y las supervivientes de la prostitución Alika Kinan y Carol L, así como la vicealcaldesa de Catarroja, Lorena Sirvent.

Durante su intervención, la consellera ha defendido que “la prostitución nunca es producto de una elección libre” puesto que “siempre hay factores que niegan esa libertad” y ha explicado que “la prostitución es una forma de desigualdad y de violencia de género”.

Por ello, ha vuelto a reclamar que el Congreso apruebe una ley abolicionista integral que reconozca la prostitución como una forma de violencia contra la mujer y ofrezca a estas mujeres “el apoyo necesario para construir un proyecto de vida en el marco de la dignidad”, ha concluido Gabriela Bravo.

ValenciàEspañol