“Podemos decir que los que nos vamos al ERE nos vamos tranquilos”

El acuerdo firmado por Ford Valencia, CCOO y UGT que afectará a 600 trabajadores finalmente se realizará sin "despidos traumáticos"

Entre mensajes de enhorabuena y cierta euforia muchos de los trabajadores de Ford Valencia que van a formar parte del ERE han celebrado el acuerdo al que han llegado desde los sindicatos Comisiones Obreras (CCOO) y la Unión General de Trabajadores (UGT), aunque la satisfacción al 100% de todas las partes sea imposible.

Desde que en 2018 comenzaran los ERES intermitentes en la fábrica de Ford Almussafes, los trabajadores han vivido con una angustia constante los comunicados del comité directivo de empresa. A esta situación se sumaba además la finalización de varios contratos de producción, generando una tensión insostenible para los casi 7.000 trabajadores que trabajan en la multinacional.

El último ERE comunicado anunciaba el despido de más de 600 trabajadores, pero tras muchas negociaciones entre sindicatos y la empresa, finalmente han llegado a un acuerdo. Entre las condiciones más aplaudidas por los trabajadores destacan que la paralización del trabajo será a partir de verano, que será voluntaria y que aquellos que lo acepten pasarán a la prejubilación.

En qué consiste el acuerdo entre Ford y los sindicatos

Según el acuerdo, la dirección de Ford Almussafes permitirá adherirse al plan de prejubilaciones a los trabajadores nacidos entre el 1 de enero de 1958 y el 30 de junio de 1966 (de 63 a 55 años), excepto aquellos vinculados por un contrato de acceso a la jubilación parcial.

El complemento a las prestaciones públicas de desempleo variable por edad será del 80% del salario neto regulador con 55 y 56 años, aunque subirá al 85% a partir de los 57 años. En un primer momento, la empresa había planteado que el complemento fuera del 75% a los 55 años.

acuerdo ford ere
Comunicado entregado a los trabajadores. Fuente anónima.

Este hecho ha generado una gran satisfacción en los trabajadores, pues no pasarán a formar parte de las listas del paro, si no que su sueldo lo proporcionará la empresa, algo insólito hasta el momento.

Esta es una situación extrema en la que ningún trabajador le gustaría estar, pero la gran mayoría de los trabajadores, tras conocer el acuerdo, han expresado su sorpresa al haber llegado a un despido no traumático.

Ninguno ha querido decir su nombre, pero según han filtrado las fuentes a este periódico, “Podemos decir que los que nos vamos al ERE nos vamos tranquilos”.

CatalanSpanish