El adelanto de las campañas comerciales no evita el ‘bajo ritmo de la reactivación económica’ en el pequeño comercio

Confecomerç insiste en que los comercios "están abastecidos y van a estarlo de aquí a Navidad" aunque recomienda planificación de compras para evitar posibles faltas de stock en productos puntuales como tecnología o juguetería

Un ritmo de venta más lento del esperado y la confusa flexibilización de campañas comerciales como el ‘black friday’, que nadie sabe exactamente cómo se regulan, hace que los pequeños comercios de la Comunitat Valenciana hablen de una “reactivación comercial” que no va a la velocidad esperada.

Desde Confecomerç, la asociación autonómica que aglutina una parte importante de este sector, hablan de “un final de año atípico, en el que a las puertas de la que será la primera campaña de Black Friday y de Navidad sin estado de alarma y sin restricciones tras la Covid, todo apuntaba a unas buenas previsiones, pero lo cierto es que todavía estamos con un ritmo menor de reactivación de la actividad comercial de lo esperado”.

Por eso aunque aseguran que el pequeño comercio “continúa su camino hacia la recuperación” también apuntan que todavía “no se vislumbra un escenario similar al que teníamos antes de la pandemia y cercano a la normalidad”.

entre las razones de esa ralentización que no permite alcanzar las expectativas, Comfecomerç hace referencia a “factores externos como es el incremento de los costes energéticos (luz, gas, gasolina), el alza de la inflación (la desmesurada subida de precios por el encarecimiento de las materias primas), el aumento del transporte como los fletes marítimos que representan obstáculos que están ralentizando y conteniendo la reactivación comercial”.

Además advierten que a sectores como el de equipamiento personal “(ropa, calzado, complementos) les está costando bastante más que a otras actividades e incluso algunos casos están peor que antes de la pandemia”.

‘Retrasos’ y temor al desabastecimiento

Con este escenario, reconocen que las campañas se adelantan, pero es que además a esto “se le suma la previsión que están teniendo los consumidores de adquisición de productos ante posibles ‘retrasos’ que pudieran producirse fundamentalmente de artículos relacionados con telefonía, tecnología, gaming o juguetes, precisamente debido a la falta de semiconductores y otras materias primas que son el origen de la falta de suministros”, aseguran desde la confederación autonómica.

Por otro lado, pese a que los comercios recomiendan a los consumidores que hagan una planificación de sus compras, de cara a evitar posibles faltas de stock en productos puntuales como tecnología o juguetería, desde Confecomerç insisten en que “en líneas generales los comercios están abastecidos y van a estarlo de aquí a Navidad”.

Ofertas y regulación en las campañas

En cuanto a las La campañas puntuales como Black Friday o Cibermonday señalan que no parece que este año tenga una duración de pocos días, “sino que cada vez se adelanta más en el tiempo”. A este respecto alertan de que “ahora más que nunca los consumidores deben estar atentos y vigilantes ante las ofertas del comercio online, ya que aprovechando el tirón y la fuerte promoción que tienen estas campañas algunas acciones pueden resultar fraudulentas”.

Respecto a los permanentes descuentos, desde Confecomerç señalan “la necesidad de contar con un marco normativo idóneo que regule los períodos de rebajas, con el fin de que la práctica comercial cumpla con todas las garantías para el comerciante y el consumidor”.

Esperanza en las ventas de Navidad

De cara a las próximas semanas, aseguran que los comerciantes “tienen sus esperanzas depositadas principalmente en la campaña de Navidad, no exenta de obstáculos como hemos mencionado anteriormente, pero que este año por primera vez se reanudan los eventos, lo que representa un elemento diferencial, que quizás permita reactivar el sector”.

“A ello además se le suma la motivación por los actos previstos con motivo de las fiestas y el retomar las celebraciones, hecho que alienta a una regeneración de la actividad, que, aunque no se prevé que sea a un nivel prepandemia puede ser un punto de partida de cara al próximo año”, concluyen con cierto optimismo

CatalanSpanish