Un agente fuera de servicio detiene a un hombre que acababa de hurtar un bolso

El bolso de la víctima contenía dos teléfonos móviles y otros objetivos valorados en más de 710 euros

Un agente de la Policía Nacional fuera de servicio ha detenido en València a un hombre, de 36 años, de origen español, tras escuchar los gritos de las empleadas de un establecimiento en el que acababa de hurtar un bolso. Un vigilante de seguridad del hospital de la Malvarrosa y un aparca coches ayudaron al agente a detener al sospechoso. 

El suceso ocurrió, sobre la una y media de la tarde, cuando una patrulla fue comisionada a un establecimiento de la avenida Malvarrosa, donde al parecer el vigilante de seguridad del hospital próximo tenía retenido a un hombre que acababa de hurtar un bolso. 

Una vez en el lugar los agentes localizaron al vigilante de seguridad acompañado de un Policía Nacional fuera de servicio, los cuales retenían a un hombre y averiguaron que momentos antes, el agente franco de servicio, que se encontraba realizando deporte por el paseo de la playa, fue alertado por los gritos de auxilio de las empleadas de un establecimiento de comida, ya que un hombre huía a la carrera y acababa de sustraer un bolso

El agente inmediatamente emprendió la persecución dándole alcance a los pocos metros junto a uno de los aparca coches de la zona, reduciendo ambos al sospechoso. Al observar la escena el vigilante de seguridad del hospital Malvarrosa, acudió en ayuda de los hombres, localizándole un bolso de color rosa. 

A los pocos instantes se presentó en el lugar la víctima, que reconoció el bolso como de su propiedad, el cual contenía dos teléfonos móviles, además de otros enseres, valorando todo lo sustraído en 710 euros. 

El detenido con numerosos antecedentes policiales ha pasado a disposición judicial.

CatalanSpanish