Agricultores de La Marina denuncian la visita de un helicóptero y 4 coches para las inspecciones

Aguado: “En lugar de perseguir a los agricultores, el Gobierno debería centrar sus recursos en atajar los robos, los abusos comerciales y la fauna salvaje”.

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) ha recibido información por parte de agricultores de La Marina sobre una nueva campaña de la Inspección de Trabajo que dedica un amplio dispositivo, consistente en un helicóptero y hasta cuatro vehículos de la Guardia Civil, para efectuar controles sobre la actividad agraria.

Así lo señala el delegado de AVA-ASAJA en Alcalalí, Pascual Roselló: “Un helicóptero y cuatro coches de la Guardia Civil para una inspección de trabajo en el campo. En un atraco al Banco de España no se hace un despliegue tan espectacular. Algún día los agricultores amaneceremos sin brisa al amanecer y sin sol al alba, amaneceremos tras unos barrotes con vistas a un lúgubre pasillo de alguna comandancia de la Marina Alta, no está muy lejos ese día. ¿Cuál es nuestro delito? Participar en unas maratonianas jornadas de trabajo de sol a sol con manos callosas, piel quemada y moral quebrada. Somos víctimas fáciles y somos ignorados por los responsables que ahora amenazan con liquidar a los agricultores a base de meternos miedo en forma de inspecciones y multas impagables”.

AVA-ASAJA constata que el sector agrario está siendo objeto de inspecciones de trabajo durante los últimos meses en La Marina, La Safor, La Ribera y L’Horta. Al respecto, el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, subraya que “en lugar de perseguir a los agricultores, el Gobierno debería centrar sus recursos en detener a los verdaderos delincuentes y atajar los robos que solo en la agricultura valenciana alcanzan los 25 millones de pérdidas, en vigilar la cadena alimentaria y frenar los abusos comerciales que tienen al productor como el eslabón débil, o en combatir la superpoblación de fauna salvaje que en el último año ocasionó 35 millones de pérdidas a los agricultores y ganaderos de la Comunitat Valenciana. Tenemos problemas para encontrar trabajadores cualificados en momentos puntuales de la temporada y, con tanto acoso administrativo, al final lo que están consiguiendo, con nota alta, es que abandonemos nuestros campos y nuestras granjas que, al parecer, es el objetivo de los que nos gobiernan”.

ValenciàEspañol