martes, 28 mayo 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

El ministro de Agricultura lanza desde València un mensaje de tranquilidad para regantes alicantinos

Luis Planas subraya que el Gobierno de España garantiza su actividad en el futuro y anuncia 2.100 millones para modernizar el regadío

Desde València, a 200 kilómetros aproximadamente del Campo de Elche y la Vega Baja, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha trasladado un mensaje de tranquilidad a los regantes este jueves 26 de enero.

El titular ha debatido distintas cuestiones de su cartera con el president de la Generalitat, Ximo Puig. Como telón de fondo del encuentro, el varapalo que ha supuesto la aprobación del Plan Hidrológico del Tajo que recortará hasta un 40% del agua del trasvase al Segura, hace un par de días por parte del Consejo de Ministro.

“Quiero decir alto y claro que el Gobierno de España garantiza a nuestros regantes que podrán continuar haciéndolo en el futuro, a pesar de las circunstancias y del cambio climático que estamos enfrentando”, ha asegurado.

El ministro defiende que el cambio hacia un modelo coherente con el cambio climático debe realizarse ya y que así se urge desde la Unión Europea y las sentencias del Tribunal Supremo que requieren que se fije un caudal mínimo para el río Tajo. El índice de lluvias ha descendido un 12% desde los años 80 y hasta 2050 se prevé nuestros descensos de hasta el 15%, ha explicado.

Argumenta que la solución pasa por un regadío sostenible, por emplear las aguas residuales, depuradas, la desalada. Y para ello anuncia una inversión de más de 2.100 millones de euros hasta el año 2027 que no tiene precedentes históricos. El objetivo es conseguir una mayor eficiencia tanto en el uso del agua como en el consumo de energía de las redes de riego con la incorporación de fuentes alternativas, señala.

Reconoce el peso de la producción en los campos de Alicante, Murcia y Almería. En España, el 23,6 % de la superficie cultivada es de regadío, 3,8 millones de hectáreas, pero en ella se obtiene más del 65 % de la producción total, es decir, que el riego multiplica por tres la rentabilidad de los cultivos.

Así, el reto del Gobierno es cómo mantener y aumentar la producción de alimentos con un menor consumo de recursos naturales. Para ello, Luis Planas ha señalado que la obligación de cualquier Gobierno responsable comprometido con la agricultura es dotar las masas de aguas suficientes para mantener el riego.

El ministro ha recalcado un mensaje de “compromiso, tranquilidad y seguridad” avalado por unas inversiones de más de 22.000 millones de euros en actuaciones en las cuencas.

Explica que buena parte de estas inversiones están contempladas en el Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia, que destina 563 millones de euros de fondos europeos Next Generetion a la modernización de regadíos. La Comunidad Valenciana es la tercera que más inversión recibirá de este plan, 86,3 millones de euros repartidos entre 7 actuaciones, más otros 16,5 millones suplementarios.

El president Ximo Puig ayer anunció una subvención complementaria a la del Gobierno para abaratar el coste del agua desalada. Y hoy ha enfocado su discurso en el riego alternativo al trasvase para garantizar el agua para siempre. “Tenemos la oportunidad porque tenemos el mar porque tenemos una capacidad de regeneración y tenemos que aprovechar mejor las aguas subterráneas y además tenemos que ser más eficientes y más eficaces en el uso del agua y por eso el plan de modernización que dirige el ministro planas es fundamental”.

Considera esencial lograr del Gobierno un apoyo sostenido en el tiempo para tener seguridad porque su discurso no entra “en nacionalismos baratos” y en este sentido envía también un dardo para criticar que otros “están intentando incentivar el problema para cosechar votos, no para cosechar hortalizas ni frutas”.

Ayudas al sector en el contexto de la guerra

En otro orden de asuntos tratados. Dentro de las medidas extraordinarias de apoyo al sector agrario habilitadas por el Gobierno para hacer frente a las dificultades derivadas de la guerra en Ucrania, principalmente el incremento de los costes de producción, y la sequía, el ministro ha destacado por su repercusión en la Comunidad Valenciana, las ayudas por 37,9 millones de euros abonadas al sector citrícola, de las que las dos terceras partes, 24 millones, corresponden a 26.800 productores valencianos.

En la reunión con el presidente de la Generalitat se han abordado también cuestiones como la aplicación de la nueva Política Agraria Común (PAC), que en esta comunidad suponen unas ayudas anuales en torno a 150 millones de euros para más de 46.000 agricultores y ganaderos. El ministro ha señalado que la nueva PAC contiene aspectos muy positivos para La Comunidad Valenciana como el derecho a ayudas de la agricultura a tiempo parcial, el apoyo sin límite presupuestario a los programas de las organizaciones de productores de frutas y hortalizas, o las ayudas asociadas para el arroz y el olivar tradicional de Castellón.

Tras su reunión con el presidente de la Generalitat, el ministro ha recibido el blusón de síndico de honor del Tribunal de las Aguas de la Vega de Valencia, la institución de justicia existente más antigua de Europa. La agenda de la jornada se completará esta tarde con una visita a la cooperativa Viver (Castellón). Mañana, viernes, Luis Planas estará en Benicarló, donde visitará el Ayuntamiento, la cooperativa Benihort y la lonja de pescado, donde trasladará al sector pesquero su compromiso para ampliar las ayudas extraordinarias para compensar los días de parada dictaminados por la Comisión Europea. El año pasado las 575 embarcaciones de cerco del Mediterráneo recibieron 16 millones de euros de ayuda.

Últimas noticias

Contenido relacionado