Ahora es el momento

La opinión de José María Breva Sanchis, presidente del Colegio de Médicos de Castellón

AVL

A punto de cumplir un año desde la abrupta irrupción de la Covid en nuestras vidas, seguimos aplicándonos en atajar una pandemia que ha trastocado hasta tal punto nuestras relaciones personales y laborales que nos hace plantearnos hasta cuándo tendremos que renunciar a nuestra antigua vida social. La respuesta o respuestas a esa pregunta la tenemos nosotros mismos con el apoyo de la ciencia. Y digo bien, nuestra autoresponsabilidad para comportarnos en público cumpliendo las normas de distancia social, lavado de manos, uso de mascarilla y evitar las grandes concentraciones  hará que se frene el avance del virus. Eso y la vacunación del mayor porcentaje de la población.

 

Sin embargo, estas semanas hemos vivido un aumento de los contagios, del número de personas hospitalizadas o ingresadas en las UCI como consecuencia, en un buen porcentaje de los casos, del relajamiento de las precauciones durante la Navidad. Por segunda vez tropezábamos en la misma piedra, sin aprender de los errores del verano. Encaramos la Navidad con la perspectiva de que la vacuna nos sacaría de problemas, sin darnos cuenta de que la eficacia de esta reside en alcanzar altos porcentajes de población inmunizada.

 

Pese a todo, la gran mayoría de la población ha cumplido con las medidas de prevención planteadas por las administraciones sanitarias y respaldadas por instituciones como este Colegio de Médicos de Castellón. Una institución que, además de cuidar de la salud de los castellonenses, vela por la de sus colegiados, porque protegerlos ayuda a proteger a sus pacientes. De ahí que hayamos reclamado ante la Conselleria de Sanidad la vacunación de todos los profesionales, sin excepciones, tanto los que trabajan en la sanidad pública como los de la privada.

 

Ahora se nos volverá a abrir una nueva ventana al optimismo, de confirmarse la tendencia a remitir el número de contagios e ingresos hospitalarios, pero de nada servirá el esfuerzo realizado por los ciudadanos, los médicos y el personal sanitario, que se ha volcado en la tarea de cuidar a la población pese al cansancio y estrés acumulado tras las dos olas anteriores, si nos dejamos llevar por el espejismo del descenso de casos y relajamos nuestras precauciones.

 

Ahora es el momento de redoblar las medidas de prevención  a la espera de la vacunación que nos ayude a sortear este virus que ha trastocado nuestras vidas desde hace un año.

- Advertisement -