Aitana Mas visita el Punto de Encuentro Familiar de Villena, abierto en noviembre

Es el séptimo ubicado en la provincia de Alicante junto a los de Alicante, Alcoy, Elche, Elda, Sant Vicent del Raspeig y Torrevieja.

La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Aitana Mas, ha visitado el Punto de Encuentro Familiar (PEF) de Villena, abierto desde el pasado mes de noviembre, y ha destacado que su apertura “es un ejemplo más de la red de proximidad de servicios sociales que venimos construyendo desde 2015” y que supone que las familias de Villena y resto de la comarca “no tengan que desplazarse a ciudades como Elda o Alcoy”.

Garantizamos así, ha asegurado, uno de los objetivos marcados por el gobierno de la Generalitat “permitiendo el acceso de la ciudadanía a prestaciones básicas a las que tiene derecho y que son garantía de una sociedad que cuida de sus ciudadanos y ciudadanas”.

El PEF de Villena forma parte de la ampliación de la red de Puntos de Encuentro Familiar en la Comunitat Valenciana y presta atención especializada en situaciones de conflictividad familiar tanto a los vecinos y vecinas del municipio como a los de los siete municipios que conforman el partido judicial.

Aitana Mas ha explicado que la Conselleria se encarga, en colaboración con el Ayuntamiento de Villena, de mantener este centro mediante la contratación de sus trabajadoras, y su apertura se suma en la provincia a los existentes en Alicante, Alcoy, Elche, Elda, Sant Vicent del Raspeig y Torrevieja.

La nueva red de PEF de la Comunitat Valenciana, ha señalado, responde a una “redefinición integral del modelo”, que contempla una ampliación de la red con la apertura en la provincia de Alicante, además del de Villena, de otros tres en Dénia, Villajoyosa y Orihuela, con lo que la provincia tendrá diez poblaciones que contarán con este servicio.

Nuevo modelo de atención

La vicepresidenta ha destacado que, desde la pasada legislatura, la Conselleria ha ido consolidando un nuevo modelo de Puntos de Encuentro Familiar con 11 nuevas instalaciones, que han ampliado hasta 28 el número de poblaciones donde se cuenta con este servicio que presta atención especializada en situaciones de conflictividad familiar.

De las nuevos 11 puntos, tres se ubican en las localidades alicantinas de Orihuela, La Vila Joiosa y Villena; siete en los municipios valencianos de Buñol, Alzira , Alfafar, Llíria, Sueca, Torrent y Xàtiva; y uno en la provincia de Castellón, que se encuentra en Vila-real.

El punto de encuentro familiar es un servicio específico que presta temporalmente atención profesional especializada para facilitar que niños, niñas y adolescentes puedan mantener relaciones con sus familiares o personas allegadas durante los procesos y las situaciones de separación, divorcio, protección de infancia y adolescencia u otros supuestos de interrupción de la convivencia familiar.

Asimismo, ofrece la puesta en marcha de planes de intervención específicos, particularmente para los casos de niños y adolescentes víctimas de violencia de género, en cumplimiento con las medidas acordadas en el Pacto Valenciano contra la Violencia de Género y Machista.

Servicios sociales de Villena

En su visita a Villena, la vicepresidenta se ha trasladado al Ayuntamiento para reunirse con el alcalde, Fulgencio Cerdán, donde ha destacado la “apuesta” de la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas “por el municipalismo”, con un aumento progresivo en los últimos años del presupuesto dirigido a los programas de los servicios sociales municipales.

La vicepresidenta ha reivindicado que este “ es un paso más en el desarrollo de un modelo de hacer políticas sociales que se centra en las personas. Desde 2015, hemos quintuplicado el presupuesto de servicios sociales en la ciudad de Villena así como la inversión por ciudadano”, de la que ha destacado las prestaciones económicas de urgencia como la ayuda a domicilio, los programas de atención y participación de personas mayores, los itinerarios de inclusión social y los programas de intervención familiar o por la Igualdad LGTB.

En otras palabras, ha señalado, “hemos pasado de una inversión heredada en 2015 de 196.000 euros a la inversión actual de más de un millón de euros”, lo que repercute en más trabajadoras sociales que creen “una solvente primera línea de atención cercana a las personas más necesitadas”.

Esta cantidad, ha explicado Mas, ha incrementado la ratio de profesionales, pasando de 1 profesional por cada 16.000 personas en 2015 a 1 por cada 1.500 el pasado año, lo que permite prestar una atención “más próxima, más rápida y más individualizada”.

CatalàEspañol