El programa Alba contra la prostitución y explotación sexual atiende a una media de cinco mujeres al día

Alba se enmarca dentro de la Estrategia Valenciana contras las Violencias Sexuales

La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Aitana Mas, ha destacado con motivo de la celebración del Día Internacional contra la Explotación Sexual y la Trata de Personas, el “éxito” del programa Alba impulsado por la Conselleria, que en su primer año de funcionamiento ha atendido a 1.564 mujeres víctimas de explotación sexual, lo que supone una media de cinco personas al día. 

La vicepresidenta se ha sumado a la conmemoración, el 23 de septiembre, del Día internacional contra la Explotación Sexual y la Trata de Personas,  para insistir en la importancia y necesidad de “prevenir y combatir” la explotación sexual y la trata de personas, y de atender “con eficiencia y calidad” a las mujeres víctimas de estas situaciones “para que puedan salir del contexto en el que se encuentran con alternativas como el programa Alba les ofrece”. 

El programa Alba es una iniciativa puesta en marcha por Igualdad en octubre de 2021 y su éxito radica, según ha señalado Mas, en el trabajo que realizan las unidades móviles del programa “que se desplazan allá donde están las mujeres prostituidas para hacer la detección y acompañarlas siempre con una atención directa e integral”. 

El proyecto se enmarca dentro de la Estrategia Valenciana contra las Violencias Sexuales, y busca dar “respuesta inmediata y urgente a estas mujeres a través del Sistema Público Valenciano de Servicios Sociales”, ha señalado la vicepresidenta.

Atenciones realizadas

El balance del programa desde el 15 de octubre de 2021 hasta el 31 de agosto de este año informa de 1.564 mujeres atendidas y 7.119 atenciones de diversa tipología realizadas por los equipos que integran el programa. 

Los equipos, uno en cada provincia, están integrados por un total de 9 personas profesionales: dos trabajadoras sociales, dos educadoras sociales, una psicóloga, una abogada, una integradora social, una mujer superviviente con formación en mediación que asesora y acompaña al equipo, y una administrativa.

La directora general del Instituto Valenciano de las Mujeres, María Such, ha explicado que las profesionales, además de ofrecer atención en las oficinas, “realizan salidas mediante unidades móviles a las zonas y lugares donde se tiene conocimiento o indicios de que se desarrollan actividades de explotación sexual”. 

Cuando las mujeres entran en el Programa Alba, ha indicado Such, reciben “asesoramiento y atención social integral en todos aquellos aspectos que precisen y que promuevan su promoción personal y social, su acceso y la inserción en los recursos comunitarios para su salida de la situación de explotación sexual”.

La intervención también incluye atención psicológica para promover aquellos factores de resiliencia que les permita realizar un proyecto vital satisfactorio para ellas. También se trabaja la adquisición de habilidades prelaborales y de cualificación profesional, además de ofrecerles atención jurídica.

Del total de atenciones, ha indicado la directora general, 4.978 han sido atenciones de carácter social, 932 jurídicas y 612 atenciones psicológicas. Asimismo, se han realizado 354 atenciones vinculadas a la búsqueda de empleo y 243 de tipo formativo, además de 452 planes de atención individualizado. 

El programa ofrece también a las mujeres alojamiento inmediato en caso de que no lo tengan y quieran abandonar la situación de explotación en la que viven.

En estos casos, se les explica su situación legal y sus posibilidades, y se les acompaña en el proceso de salida de la situación en la que se encuentran, utilizando los servicios existentes en la red pública. Respecto a ingresos en recursos residenciales, se ha facilitado alojamiento a 59 mujeres y 22 hijas e hijos menores a su cargo.

Por otra parte, el Programa Alba también desarrolla acciones de sensibilización y prevención del uso de la prostitución, y trabaja coordinadamente con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Fiscalía o Juzgados, en aquellos casos en los que detecten situaciones que puedan ser constitutivas de delito.

En estos casos, se prevé ofrecer a las mujeres víctimas acompañamiento especializado y la acogida inmediata en la red residencial de mujeres víctimas.

ValenciàEspañol