El alcalde de Vila-real celebra que el Consell asuma costes sanitarios en los seguros de ‘bous al carrer’

José Benlloch publicó ayer en sus redes sociales su satisfacción por el resultado tras una polémica votación en la que PP, Cs y PSOE aunaron posturas, y aclara a los detractores que la medida no resta ni un euro al presupuesto sanitario

El alcalde de Vila-real, José Benlloch, como uno de los principales artífices y portavoz de las reivindicaciones de las localidades con tradición de celebrar bous al carrer, ha sido este martes una de las primeras personas en mostrar en sus redes sociales la satisfacción porque desde el Consell se haya decidido facilitar que se puedan seguir celebrando estos festejos.

Imagen del encuentro de municipios taurinos el 24 de septiembre de 2022

Así tras una cuestionada votación en la se alinearon los PP, Cs, y PSOE y a la que se unió VOX, la Generalitat acordó asumir parte de los gastos sanitarios fuera de los márgenes de cobertura de las pocas aseguradoras que aún trabaja pólizas para el sector taurino, aunque con unas primas no asumibles para peñas ni para infinidad de ayuntamientos. Algo que fue el detonante de las reivindicaciones del sector.

Por eso, el alcalde de Vila-real, conocido aficionado taurino, celebraba este martes la decisión. “Después de muchas negociaciones y el trabajo de muchas personas involucradas en una de nuestras tradiciones más arraigadas, hemos logrado resolver el problema del seguro de toros en la calle”, publicaba en su cuenta de Instagram.

El socialista agradece también “a todos los que trabajaron para hacerlo posible. Una medida fundamental para garantizar la seguridad legal de los organizadores de bous de carrer.

Sin embargo, incluso en este contexto, Benlloch aprovecha también para aclarar algunos puntos que ya han provocado férreas reacciones en contra de otros sectores cuestionando y criticando el uso de recursos económicos de la sanidad pública para cubrir la atención sanitaria de los festejos taurinos. Por eso, también aclara en su post, “La decisión, aunque algunos intentan confundir, no significa que deduzca un solo euro del presupuesto sanitario”

Además, Benlloch también explica que la cobertura del seguro “se triplica hasta 15.000 euros, una cantidad que cubre la gran mayoría de las fiestas. Los gastos no asegurados serán asumidos por la salud pública”.

CatalàEspañol