Alcàsser suma dos toros más a los cerriles fallecidos por calor este verano en la Comunitat

En este caso los animales ya habían participado en la tradicional desencajonada del mediodía y estaba previsto que fueran el 'bous embolats' de la noche del miércoles

Dos toros que tenían que participar en ‘els bous embolats’ de la noche del miércoles, de las fiestas de Alcàsser, fallecieron tras participar en la desencajonada del mediodía soportando las altas temperaturas.

La muerte de estos dos animales no es en absoluto la primera que se produce por estrés, agotamiento o calor antes de que los cerriles participen en los festejos taurinos para los que han sido adquiridos, sin embargo, en un momento en que los actos taurinos vuelven a formar parte de la actualidad, por las siete personas fallecidas, cualquier tema relacionado, parece que resulta relevante.

De hecho, la pérdida de un animal que fallece durante su traslado o que no llega en condiciones o que no “aguanta” hasta el momento previsto, es algo bastante más frecuente, en especial si las condiciones no son las adecuadas, como certifican muchos veterinarios. Basta hablar con las peñas taurinas que “pagan toros” para saber que ese es uno de los riesgos que temen.

En este caso, según han explicado fuentes municipales dos toros cerriles que participaron en la tradicional desencajonada de las 12 horas, parece que no pudieron aguantar las condiciones que sufrieron.

Entendidos del mundo taurino hablan del exceso de horas que pasaron en los contenedores que los trasladaban sumadas a las altísimas temperaturas que se registraron. Hechos a los que hay que añadirle el estrés del animal provocado por las circunstancias que implican estos actos.

ValenciàEspañol