Alicante pide más tiempo para crear la zona de bajas emisiones

La capital alicantina no es el único municipio que no llega a tiempo en adaptarse a la normativa europea que afecta a los centros de ciudades

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha puesto en evidencia este jueves 3 de noviembre la necesidad de que el Gobierno amplíe el plazo del 31 de diciembre de 2023 que da a los municipios para implantar las Zonas de Bajas Emisiones. Estas suponen, entre otras cuestiones, el calmado de tráfico en accesos y zonas de alta densidad de circulación de las ciudades, así como la peatonalización de cascos urbanos. También requiere la renovación de la flota hacia las de vehículos que supriman la emisión de gases contaminantes.

Han convenido con él los alcaldes de Albacete, Irún o Málaga, que han presentados sus modelos de gestión en la jornada Hacia la Ciudad Cero, organizada por Cátedra Vectalia, la Federación Española de Municipios y Provincias y la Asociación de Transportes Públicos Urbanos.

Luis Barcala ha explicado que los municipios españoles están en un año trascendental. “vamos contrarreloj haciendo deberes y ejecutando proyectos que dependen de fondos europeos en muchos casos”. Implantar las zonas de bajas emisiones “es un proceso imprescindible e irreversible”. “Ahora mismo el ritmo al que avanzamos en la implantación de zonas de bajas emisiones los distintos municipios es muy dispar“, ha indicado. Por este motivo los alcaldes presentes en la jornada han evidenciado que la FEMP deberá sentarse con el Ministerio para intentar que sea flexible con el plazo de implantación previsto pero también para trasladar la necesidad de regular estas zonas de manera “equiibrada” en el país. “Lo que tiene que poner son las condiciones objetivas para que todo El Mundo pueda llegar al mismo tiempo y en las mismas condiciones. Por eso es tan importante”.

En el caso de Alicante, Barcala ha puesto de manifiesto las dificultades que se encuentran los gestores municipales. “Nos estamos encontrando con toda la problemática de la tramitación de la contratación administrativa, que nos penaliza absolutamente a todos. La propia circunstancia, proyectos redactados con unos precios que hoy ya no valen, que tenemos que revisar porque las propias contratas nos están diciendo que por los precios de adjudicación, las subidas impiden la ejecución”. “El mercado, la inflación, la subida de los costes energéticos, la falta de suministro de materiales son variables que no dependen de los ayuntamientos y claro, un plazo a 31 de diciembre, cuando hay tantas variables que después, por muy buena voluntad, por mucho que queramos correr no nos ha hecho viable el garantizar la implantación al 100%”.

José Antonio Santano, alcalde de Irún, señalaba que establecer zonas de bajas emisiones no supone una cruzada contra los coches si no una nueva forma de redistribuir la ciudad. “Hay que trabajar la pedagogía, pero yo veo que se está produciendo un cambio rápido en la ciudadanía para comprender que esto que viene es una mejora de la calidad de vida. Nos permite luchar contra el cambio climático, pero también yo creo que distribuye de otra manera el uso del territorio de la ciudad, las ciudades de los ciudadanos. No es de los coches. Es verdad que durante mucho tiempo han sido los protagonistas”.

Francisco de la Torre, alcalde de Málaga ha destacado la importancia de implantar flotas de autobuses sin emisión de gases. En la ciudad andaluza cuentan con híbridos desde hace 10 años “y estamos en la adquisición del 100 eléctricos”. “Supone también tener puntos de recarga rápido o tener sistemas como hemos innovado en Málaga. el proyecto Paloma, que es un sistema que permite una recarga en muy poco tiempo”.

El alcalde de Albacete, Emilio Sáez ha resaltado que se trata de ganar la ciudad para las personas. “Hablar de planes pe movilidad sostenible, planes de baja zona deemisiones. Todo lo que es el carril bici interconectado, todo lo que tiene que ver con planes de eficiencia energética, oficina de asesoramiento a la eficiencia energética, carril bici conectado, coche eléctrico. Son cuestiones que ya no son opción ya es una obligación”. 

Durante la jornada, ATUC ha presentado una guía para servir de orientación a los ayuntamientos a la hora de implantar las Zonas de Bajas Emisiones.

CatalàEspañol