Almassora repartirá arroz de les Calderes a las personas mayores

Cocinarán cuatro calderas en el almacén municipal con 600 raciones para residencias y asistencia a domicilio.

El Ayuntamiento de Almassora repartirá este sábado, festividad de Santa Quitèria, más de 600 raciones de arroz de les Calderes. La Fiesta de Interés Turístico Provincial volverá a adaptarse a las circunstancias de la emergencia sanitaria y prescindirá, por segundo año consecutivo, del cocinado de 22 calderas en el centro del municipio.

Sin embargo, las residencias de mayores y las personas beneficiarias de programas de asistencia a domicilio sí recibirán su cazuela en recompensa por ser uno de los colectivos más afectados por el coronavirus.

La concejala de Fiestas, Isladis Falcó, ha detallado que la Junta Local de Fiestas y una empresa de la localidad contratada para este evento se encargarán del reparto de más de 600 cazuelas de barro en los centros de mayores y viviendas privadas en el mediodía del próximo sábado. El cuartel de la Guardia Civil, el retén de la Policía Local y el personal sanitario de guardia del centro de salud también podrán degustar este plato típico.

De esta manera, la coordinación de los equipos es fundamental para hacer llegar a domicilio el arroz a la Residencia Municipal de la Tercera Edad y a los usuarios de su centro de día, a la Residencia Santa María Rosa Molas, usuarios de los programas de la Fundación Salomé Moliner, el servicio provincial de teleayuda de la Diputación Provincial de Castelló, la teleasistencia de Cruz Roja, el Servicio de Ayuda Municipal SAD y los beneficiarios del programa ‘Menjar a casa’.

En total, el almacén municipal se convertirá en espacio para el cocinado de cuatro calderas de cobre a cargo del equipo que habitualmente dirige el acto central de las fiestas de Santa Quitèria.

Las más de 600 raciones se trasladarán a mediodía a cada usuario o centro sin necesidad de inscripción previa “para recompensarles, aunque simbólicamente, por todo el esfuerzo que ha hecho este colectivo desde hace más de un año y con la esperanza de que en 2022 podamos recuperar la fiesta como la conocíamos”.

El reparto de arroz se producirá después de que la plaza de la Iglesia de Almassora acoja la misa de campaña en honor de la patrona. El párroco, Juan Ángel Tapiador, y el equipo de gobierno han acordado celebrar el oficio religioso al aire libre e instalar pantallas en el exterior del templo con el objetivo de incrementar el aforo con las medidas de seguridad pertinentes.

En la mañana de Santa Quitèria también tendrá lugar la inauguración de la Feria de Comercio en la plaza Pere Cornell y el disparo de la ‘mascletà’ en la explanada situada junto al centro de salud de San Pedro a las 13.30 horas. Cabe recordar que, pese a la festividad de la jornada, la Alcaldía ha firmado una resolución para permitir la apertura de negocios comerciales ante la suspensión de las fiestas.

CatalanSpanish