Almassora licita las obras del Casal Jove por 200.000 euros

El edificio será accesible tras la reforma cofinanciada por fondos FEDER y municipales.

El Ayuntamiento de Almassora ha sacado a concurso público las obras de rehabilitación del Casal Jove, el antiguo Ateneu Jove, por 200.000 euros. La reforma cuenta con el 50% de financiación a través de los fondos FEDER de la Unión Europea y pretende dotar de accesibilidad al bloque de la calle Santa Bárbara, que carece de ascensor y aseos adaptados. El recinto incorporará también un aula de informática para promover la formación de la ciudadanía en administración electrónica y el acceso a internet.

Las obras incluyen la demolición de la tabiquería actual existente en la planta segunda para la creación de un aula de informática, la reforma del acceso a la planta baja mediante colocación de una rampa y ajuste de niveles para alcanzar la accesibilidad deseada, la instalación de ascensor accesible para comunicar todos los pisos, la nueva distribución de aseos en planta segunda, la creación de un cuarto de limpieza y la adecuación de todas las instalaciones del edificio afectadas por la actuación (fontanería, saneamiento, electricidad, climatización, ventilación, voz y datos y equipos contra incendios).

La presentación de las proposiciones será electrónica a través del perfil del contratante del Ayuntamiento ubicado en la Plataforma de Contratación del Sector Público en los 20 días naturales a contar desde el día siguiente a la publicación del anuncio en el perfil del contratante. La empresa adjudicataria de los trabajos tendrá un plazo de tres meses para la finalización de las obras tras la firma del acta de replanteo.

La Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (EDUSI) de Almassora sitúa esta reforma dentro de la línea de administración electrónica y ‘smart cities’ con dos objetivos relacionados: la mejora y ampliación de instalaciones destinadas a la formación de la población de Almassora en administración electrónica y acceso a internet y la adecuación y mejora del acceso a la cultura y a la información a través de medios informáticos.

“El Casal Jove no es accesible ya que sólo tiene una escalera que comunica todas las plantas, tampoco tiene baños adaptados ni dispone de las instalaciones que necesitamos para convertirlo en un verdadero punto de encuentro de jóvenes”, ha indicado la concejala del área, María Luisa Renau. Es por ese motivo que el Ayuntamiento de Almassora solicitó a la Generalitat Valenciana la cesión del edificio con la intención de llevar a cabo los trabajos de rehabilitación.

Superado este trámite, el equipo de gobierno ha continuado la tramitación del expediente para la licitación de las obras. Concluida la reforma, el edificio pasará a denominarse Casal Jove y se convertirá en la sede del Consell de la Joventut, de nueva creación. El consistorio quiere fomentar así un espacio que puedan utilizar todas las asociaciones juveniles conjuntamente para el debate de ideas o la propuesta del calendario anual de actividades.

CatalanSpanish