Almassora bonificará a familias que llamen a sus hijos Llorenç y Quitèria

Abre una línea de ayudas de 2.500 euros para mantener la nomenclatura de los patrones.

La alcaldesa de Almassora, Merche Galí, ha trasladado el acuerdo de la junta de gobierno para incluir en el presupuesto de 2023 una bonificación a familias que elijan los nombres de Llorenç o Quitèria, patrones de Almassora, para sus hijos e hijas.

El equipo de gobierno ha adoptado la medida en respuesta a la ausencia de recién nacidos con dichos nombres en el ejercicio vigente.

La Concejalía de Patrimonio ha emitido certificado que ratifica la denominación de Quitèria y Llorenç como patrones de la localidad para incluirlo en el expediente de las ayudas con cargo al nuevo presupuesto municipal. Al tiempo, el Registro Civil ha incorporado informe para avalar la inexistencia de esta denominación en el caso de los bebés inscritos hasta el 15 de diciembre, un hecho inédito en la localidad y que confirma la nueva tendencia en la elección de antropónimos.

La primera edil ha detallado la medida adoptada en junta de gobierno con la intención de reservar una partida de 50.000 euros en el presupuesto municipal de 2023 para “premiar con 2.500 euros a aquellas familias que opten por estos nombres tradicionales de los patrones de Almassora para garantizar así su pervivencia”. En el supuesto de tratarse de gemelos, mellizos o cualquier otro parto múltiple, el Ayuntamiento concederá una ayuda extraordinaria de 6.000 euros en caso de elegir los dos nombres para los bebés.

De esta forma, a partir del 1 de enero de 2023, los padres y madres en esta situación que deseen solicitar la prestación municipal deberán pedir cita previa en el Servicio de Información y Atención Ciudadana y acompañar el formulario de instancia general con una fotocopia del libro de familia para demostrar la elección del nombre.

CatalàEspañol