Almassora adjudica a Ravi las obras del mirador de Santa Quitèria por 377.000 euros

Los trabajos tienen un plazo de cuatro meses y están cofinanciados por FEDER y Diputación.

La constructora castellonense Ravi Obras, Transportes y Excavaciones ejecutará las obras del mirador de Santa Quitèria por 377.823,31 euros. La mercantil es la única firma presentada al concurso público de adjudicación y, tras superar todo el proceso, es ya la adjudicataria del contrato que permitirá poner en valor el paraje. Las obras están cofinanciadas por fondos FEDER de la Unión Europea y la Diputación Provincial de Castelló.

La mesa de contratación ha confirmado la elección de la constructora, que ya ejecutó la peatonalización de la Vila y que en la actualidad trabaja en la avenida Castelló, como responsable del futuro ‘balcón al Millars’, uno de los proyectos más cuantiosos del ejercicio recién estrenado. No en vano, salió a licitación por 401.512,54 euros y finalmente supondrá un ahorro aproximado de 23.000 euros para las arcas públicas.

Entre las mejoras propuestas por la empresa a los pliegos redactados desde el Ayuntamiento de Almassora figura: incorporar prestaciones adicionales como la ejecución de la canaleta de drenaje, la canalización de alumbrado y colocación de balizas led en la zona ubicada junto a las gradas y en el suministro y colocación de papeleras.

El director de la obra será el arquitecto municipal Fernando Zaragoza, redactor del proyecto que marcará la transformación del paraje a escasos metros de la ermita en honor a la patrona. La intervención generará una nueva conexión entre la zona de picnic, el área de juegos, el albergue y el ermitorio para crear una gran zona de recreo que respetará el entorno con materiales adaptados al espacio protegido y un sendero natural.

El fomento de la práctica deportiva está garantizado a través del propio mirador, que se elevará sobre el río y reservará una pared como rocódromo junto a las gradas previstas para disfrutar de este espacio al aire libre en el que una nueva red de pavimento drenante evitará inundaciones. Al tiempo, el ‘balcón al Millars’ conectará con el embarcadero de piraguas de Santa Quitèria para potenciar su uso.

Todo ello estará enmarcado bajo las directrices de la eficiencia energética. Así, los nuevos leds sustituirán al alumbrado actual para reducir el consumo y una pérgola fotovoltaica almacenará y distribuirá energía. También las canalizaciones sufrirán cambios para garantizar la mejora de su rendimiento y evitar fallos.

La primera edil, Merche Galí, ha señalado que el del mirador de Santa Quitèria es uno de los proyectos más importantes del nuevo ejercicio y comenzará su ejecución real en unas semanas, tras el fin del proceso administrativo. “Iremos viendo la transformación del paraje en los próximos meses”, ha garantizado la alcaldesa.

CatalàEspañol