Almassora licita las obras para mejorar la accesibilidad de la plaza Botànic por 180.000 euros

Este proyecto mejorará la sostenibilidad y eficiencia energética con un nuevo alumbrado y suprimirá barreras arquitectónicas

El Ayuntamiento de Almassora ha licitado las obras de mejora de las condiciones de accesibilidad en el entorno de la plaza Botànic Calduch por 180.000 euros. Los trabajos, financiados íntegramente por la Conselleria de Vivienda tras conceder el 100% de la subvención solicitada por el consistorio, empezarán este año y finalizarán durante 2022.

Desde el Ayuntamiento explican que “esta fue la actuación más solicitada por el vecindario en los presupuestos participativos de 2020, aplazada por la llegada de la pandemia de la COVID-19″. 

El consistorio ha abierto el plazo para que las empresas interesadas presenten sus ofertas, una vez cerrado el período el Departamento de Contratación propondrá a la alcaldesa, Merche Galí, la opción mejor valorada. Tras la adjudicación de los trabajos a la firma responsable, ésta contará con cuatro meses para ejecutar las obras. La reforma prioriza la mejora de accesibilidad en las calles que rodean la plaza Botànic Calduch, un espacio que cuenta con un total de 2.000 metros cuadrados. Esta actuación permitirá “poner en valor” la plaza que cuenta con más de 4.000 metros cuadrados de suelo urbano. 

De este modo, el presupuesto para la intervención incluye: trabajos previos, demoliciones y acondicionamiento, mejora en la redes de saneamiento, pluviales, riego, jardinería, agua potable y alumbrado público, urbanización de la zona, señalización vial, gestión de residuos, seguridad y actuaciones en otras instalaciones de Botànic Calduch. Además, la remodelación de este espacio urbano afectará a las intersecciones de las calles Purísima, Dos de Mayo, Caridad y Juan de Austria. 

Actuaciones del proyecto

El proyecto, elaborado por el departamento de Urbanismo del Ayuntamiento, mejorará la sostenibilidad y eficiencia energética gracias al nuevo alumbrado. También suprimirá barreras arquitectónicas para cumplir con la normativa de Conselleria y corregir las carencias de accesibilidad peatonal entre los viales perimetrales y su acceso a la plaza.

Además, el informe municipal también recoge la incorporación de aceras sin bordillos para favorecer el paso de sillas de ruedas, carros de bebé o de la compra y aquellas personas que tienen problemas de movilidad.

Por último, la concejala de Urbanismo, Carmina Martinavarro, ha destacado que “cabe recordar que la remodelación de la accesibilidad a la plaza Botànic Calduch fue la propuesta vecinal más votada en los presupuestos participativos del año pasado”.

“El vecindario de la zona ya merecía una actuación de este calibre, por ello queremos agradecer a la Generalitat Valenciana la aportación íntegra de los 180.000 euros”, ha afirmado la edil.

CatalanSpanish