Almassora licita las obras de la Vila por 450.000 euros

El consistorio registrirá el acceso de vehículos a la plaza Mayor para poner el valor su catalogación como Bien de Interés Cultural

El Ayuntamiento de Almassora ha licitado las obras del casco antiguo de Almassora por 449.999 euros. Los trabajos están cofinanciados por fondos FEDER de la Unión Europea y el consistorio y permitirán renovar 2.187,75 metros cuadrados durante un plazo de seis meses tras la firma del acta de replanteo. La actuación restringirá el acceso de vehículos a la plaza Mayor y su entorno para poner en valor su catalogación como Bien de Interés Cultural (BIC). 

Tras la peatonalización de la calle San Joaquín y la plaza de la Iglesia en 2020, la intervención se centra ahora, al margen de la plaza Mayor, en los viales San Miguel, San Cristóbal, San Roque, San Juan, travesía Eiximeno y las calles Virgen de los Dolores y Virgen de la Luz. Las obras permitirán peatonalizar por completo el ámbito de la actuación y proyectar un único nivel tanto en las calles como en la plaza para eliminar así las barreras arquitectónicas que suponen los bordillos actuales. 

Las empresas interesadas tienen 20 días naturales, a contar desde el siguiente a la publicación del anuncio en el Perfil del Contratante, para presentar sus ofertas. Su actuación seguirá el diseño marcado por el departamento de Urbanismo del Ayuntamiento de Almassora.

Proyectará un pavimento de piedra que “ofrezca sensación de amplitud y siga el mismo código ya realizado en la primera fase para destacar datos que la población desconoce”. Es decir, edificios catalogados, dotacionales y aquellos con interés arqueológico dispondrán de señalización específica. 

Red de agua

La intervención renovará y completará la red de suministro de agua potable al sustituir las conducciones más antiguas de fibrocemento por otras de polietileno de mayor tamaño. La red eléctrica también dispondrá de canalizaciones entubadas subterráneas y arquetas en cada cruce de calles para eliminar cruces aéreos existentes cuando las compañías actúen, al igual que las empresas de telefonía. 

La red de drenaje de aguas pluviales y la adaptación de la señalización viaria se sumarán al nuevo mobiliario, formado por bancos, jardineras y papeleras que podrán retirarse en cada semana de fiestas para facilitar la celebración de los actos programados. Todo la actuación queda sujeta al seguimiento arqueológico por parte de los técnicos de la Generalitat Valenciana. 

Condiciones del pliego

El pliego administrativo especifica también que, en caso de que la ejecución de las obras coincida temporalmente con la celebración de las fiestas patronales de octubre, los trabajos se interrumpirán en todas aquellas actuaciones que afecten al recinto taurino de la Vila, el cual ocupa la totalidad del ámbito de actuación.

A su vez, la parte de ámbito correspondiente al recinto taurino deberá quedar libre y en condiciones adecuadas para llevarse a cabo estos festejos taurinos con total normalidad y sin reducción en su recorrido. 

“Licitar la segunda fase de las obras de la Vila significa cumplir con la palabra dada al vecindario de este barrio, tantos años abandonado, para que su regeneración suponga también una revalorización de las viviendas”, en palabras de la alcaldesa de Almassora, Merche Galí.

CatalanSpanish