Almassora cierra 2022 con los 1,4 millones pagados para el suelo de la pantalla acústica

La compra de la última finca, por 107.000€, completa la pastilla de terreno frente al Serrallo

El Ayuntamiento de Almassora ha completado esta semana la compra del suelo para la ejecución de la pantalla acústica junto al polígono del Serrallo.

La alcaldesa, Merche Galí, ha reunido en su despacho a la última familia propietaria, junto a técnicos municipales y notario, para la firma de la adquisición de una finca de 4.000 metros cuadrados valorada en 107.000 euros que completa la franja de terreno cuantificada en 1,4 millones de euros.

Las 17 propiedades afectadas por el proyecto de ejecución de una pantalla que mitigue las molestias de la actividad industrial forman parte ya del patrimonio municipal después de una inversión total de 1.413.171,23 euros.

La compra de cada una de las fincas arrancó el pasado 29 de septiembre y finalizó este jueves 22 de diciembre después del paso ante notario de todos los beneficiarios.

La última de las propiedades se retrasó por cuestiones registrales de los afectados y concluyó esta semana con la adquisición por parte del Ayuntamiento de Almassora de 4.017,04 metros cuadrados tasados en 107.020,06 euros.

“Con esta firma cerramos el expediente y damos por cumplido nuestro compromiso para que las empresas del polígono puedan avanzar el proyecto de la pantalla”, ha considerado la alcaldesa, Merche Galí.

En concreto, el consistorio ha adquirido 58.295,37 metros cuadrados en la zona norte de la playa, limítrofe con el término municipal de Castelló, para que el recinto industrial ejecute el apantallamiento entre su propiedad y las viviendas. La Generalitat Valenciana está al corriente de los avances para fijar un documento con las condiciones de la cesión del suelo por parte del Ayuntamiento.

En este sentido, la alcaldesa y la concejala de Territorio, Carmina Martinavarro, se reunieron el mes pasado en la Conselleria de Transición Ecológica con el director general de Calidad Ambiental, Joan Piquer, y el director general de Urbanismo, Vicente García Nebot, para iniciar el borrador que materialice la cesión.

Tal como han indicado las partes, el documento especificará la situación concreta en el ordenamiento jurídico. No en vano, se trata de un condicionamiento especial en tanto que el Ayuntamiento de Almassora actúa en su término municipal para frenar las molestias generadas en terreno de la ciudad vecina.

CatalàEspañol