Almassora recuperará la Gola Norte del Millars

El Consorcio presenta el proyecto coincidiendo con el Día Mundial de las Zonas Húmedas.

AVL

El Consorcio del Millars ha presentado hoy, Día Mundial de las Zonas Húmedas, el proyecto de recuperación de la Gola Norte de Almassora para evitar que acabe colmatándose y con el objetivo de poner en valor este punto de entrada al paisaje protegido. La actuación arrancará el próximo otoño, una vez pasado el periodo de nidificación de aves, para evitar las molestias a la fauna, y obtenidas las autorizaciones pertinentes. La intervención está valorada en 48.171,95 euros y afectará a una superficie de 3.239 metros cuadrados.

La alcaldesa de Almassora y presidenta del consorcio, Merche Galí, ha presentado esta mañana ‘in situ’ junto al técnico de Sostenibilidad, José María Martínez, el proyecto aprobado en junta de gobierno de la entidad que protege el ecosistema del Millars. Los trabajos se extenderán durante 60 días en el tramo más al sur de la costa local para transformar este espacio, dado que en estos momentos la Gola Norte es invisible para los viandantes.

La consultora Càdec, Taller de Gestió Ambiental S.L. ha sido la encargada de redactar el informe de recuperación, que ha recogido la evolución del paraje, con un río que antiguamente llevaba suficiente agua hasta la desembocadura para mantener un flujo constante, lo que favorecía la creación de lagunas, y que ha ido perdiendo superficie de lámina de agua.

No obstante, el informe destaca que la desembocadura “todavía mantiene un notable interés ambiental” gracias a las especies amenazadas que allí habitan y a la diversidad de aves, tanto invernantes como en migración o en época de cría. Así, además de poner en valor el entorno, el proyecto plantea objetivos respecto a la biodiversidad, la lámina de agua libre y el uso público compatible con la conservación.

La intervención incluye el desbroce de la zona de cañar y la limpieza del terreno con medios mecánicos, así como la instalación de una pasarela peatonal de tarima compuesta por tablas de madera maciza antideslizante. Posteriormente, la actuación comprende también la plantación de árboles de ribera y arbustos propios de zonas húmedas, en consonancia con el entorno, con la autorización de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ), Costas y la Generalitat Valenciana.

Los trabajos también supondrán la excavación de la laguna hasta una profundidad de 150 centímetros como máximo, la eliminación mecánica de la vegetación existente en el perímetro de las dos lagunas para unirlas y ampliar la superficie de las láminas de agua abiertas y la instalación de una tarima de madera para mejorar la perspectiva visual de la laguna de las personas que se acerquen a practicar deporte, avistamiento de aves o pasear por la conexión con la senda verde del Millars.

- Advertisement -