Almassora solicita 37.000 euros para la puesta en valor del Torrelló en 2023

La ayuda prevé consolidar las murallas y potenciar la puerta de acceso al yacimiento.

El Ayuntamiento de Almassora ha solicitado una subvención de 37.169,47 euros a la Generalitat Valenciana para la consolidación de las murallas del Torrelló del Boverot y su puesta en valor durante 2023.

Así lo ha descrito el arqueólogo municipal, Gerardo Clausell, con el objetivo de conservar las mejoras realizadas durante el año pasado en el entorno del yacimiento y abrir nuevas oportunidades turísticas en este espacio.

Entre la documentación figura el certificado técnico que justifica la urgencia de la actuación y el proyecto técnico correspondiente. Así, consolidará la muralla ibérica del siglo IV a.C. y la más reciente en el tiempo, que corresponde a la época iberorromana (año 180 a.C.). La intervención permitirá limpiar todas estas paredes defensivas y aplicar mortero para evitar la aparición de hierbas y la erosión de los materiales por el paso del tiempo y el efecto de posibles temporales.

Además, tal como ha indicado Clausell, la intención del Ayuntamiento de Almassora pasa por efectuar otra excavación de una duración aproximada de un mes para extraer muros interiores y extender el perímetro exterior. De esta manera, la actuación continuará la intervención realizada en 2022 por valor de 17.600 euros y que concentró en los trabajos en el lateral norte y este de las murallas.

La excavación ejecutada en el último trimestre del año sacó a la luz el acceso original al antiguo poblado, así como restos de piezas de cerámica que quedan documentadas en el Museu Municipal de la calle Mayor. Entre los objetivos, la empresa especializada encargada de la intervención se centró en desvelar nuevos restos de la muralla para conocer con exactitud la cronología de su evolución y las diferenes civilizaciones que habitaron este yacimiento.

Los trabajos se suceden desde 2017 en este entorno con fondos municipales, autonómicos y de la Unión Europea para recuperar los 2.200 metros cuadrados de superficie, de los que apenas son visibles la mitad. El recinto está abierto a las visitas con cita previa y bajo la supervisión del técnico municipal.

CatalàEspañol