Almassora adjudica las obras para buscar el acceso original al Torrelló

El consistorio destina 17.581,57 euros y aspira a una subvención del 60% del Consell.

El Ayuntamiento de Almassora ha adjudicado las obras del proyecto que buscará el acceso original al yacimiento del Torrelló del Boverot al arqueólogo valenciano Pablo García Borja.

El consistorio, que ha cerrado un contrato menor con García por valor de 17.581,57 euros, prevé que los trabajos empiecen durante el mes de septiembre y finalicen antes de acabar el año. Cabe recordar que el área de Patrimonio ha solicitado a la Conselleria de Cultura la subvención del 60% de la actuación, es decir, una financiación superior a los 10.500 euros.

El adjudicatario, vencedor en el proceso de contratación frente a dos firmas más, cuenta con un plazo de dos meses para ejecutar la intervención en el yacimiento del Torrelló. A falta de la resolución de la Conselleria para certificar la subvención del proyecto, el área de Hacienda ya ha reservado el crédito necesario para afrontar los trabajos. Así, el Torrelló asumirá una nueva actuación de acuerdo con la línea marcada por el equipo de gobierno durante esta legislatura en lo que refiere a la preservación de lugares históricos municipales.

Los trabajos, que estarán dirigidos por el arqueólogo Pablo García, junto al arqueólogo municipal, Gerardo Clausell, permitirán estudiar la posible puerta de entrada al antiguo poblado y examinar los restos de dos muros fechados en los siglos II y IV, ubicados junto a la muralla principal del yacimiento. El objetivo principal de la investigación arqueológica es averiguar la distribución de los accesos existentes y lograr explicar el contexto dentro de su período histórico.

De este modo, la intervención pondrá en valor los hallazgos arqueológicos de Almassora y adecuará el terreno para incrementar todavía más las visitas. La intención del área de Patrimonio es mantener y preservar los bienes inmuebles de interés cultural para una conservación óptima. Por tanto, la firma responsable del contrato llevará a cabo el movimiento de tierras de manera manual con el fin de evitar daños.

García, que presentó la oferta económica más ventajosa para el Ayuntamiento y ya ha trabajado en yacimientos de este tipo, ha expuesto que las técnicas que usarán los trabajadores, expertos en la restauración y arqueología, tendrán un impacto mínimo en el medio ambiente. Los obreros empezarán con la limpieza de la vegetación del antiguo poblado y continuarán con la excavación arqueológica manual.

Cabe recordar que el yacimiento del Torrelló del Boverot cuenta con una superficie total de 2.200 metros cuadrados y el Ayuntamiento de Almassora únicamente ha actuado en unos 500 metros cuadrados. Durante estas tareas, los trabajos de la firma afectarán aproximadamente a un espacio de 25 x 15 metros cuadrados.

ValenciàEspañol