El alumbrado del Cabanyal y la Malva-rosa será ‘inteligente’

Notario: 'la instalación, enmarcada en el proyecto europeo MatchUp, permitirá más eficiencia sin comprometer la seguridad de las personas'.

La Junta de Gobierno Local aprobará este viernes la adjudicación del proyecto ‘Smart lighting’, que consiste en instalar dispositivos de telegestión en 3.133 luminarias y 40 cámaras CCTV en los barrios del Cabanyal y la Malva-rosa, concretamente en la zona que recae a la fachada marítima de la ciudad y desde la Marina de València hasta el límite norte de la ciudad, incluyendo algunas calles, la playa y todo el paseo de la Malva-rosa. El presupuesto de licitación es de 319.949,05 euros, IVA incluido, de los que 256.000 euros (el 80 por ciento) los aporta la Comisión Europea.

La concejala de Gestión de Recursos, Lluïsa Notario, ha señalado que “el objetivo final es mejorar el coste energético sin comprometer la seguridad del espacio público, minimizando de esta manera el impacto medioambiental del alumbrado en la zona”.

Además, ha destacado que “se producen otras ventajas asociadas al sistema de telegestión de luminarias, puesto que cuando se produzca un fallo en una de ellas, se producirá un aviso de manera instantánea que se comunicará en tiempo real a las plataformas de gestión de las empresas encargadas de realizar el mantenimiento, que conocerán la avería inmediatamente, mejorando así los tiempos de respuesta frente a avería, que es otra manera de ganar eficiencia.”

El contrato se ha dividido en dos lotes según la zona de actuación: el primero corresponde a la telegestión de 1.706 luminarias y la instalación de cinco cámaras y cinco concentradores centro de mando en el barrio de la Malva-rosa y en la zona norte del Cabanyal-Canyamelar y cuenta con un presupuesto de 172.220,45 euros; el segundo, corresponde a la zona sur del barrio del Cabanyal-Canyamelar y contempla la telegestión de 1.427 luminarias y la instalación de cinco cámaras y seis concentradores centro de mando con un coste de 147.728,60 euros.

El resultante obtenido de la baja ofrecida para cada lote se reinvertirá en la adquisición de más unidades de cámaras CCTV hasta completar las 40, así como un número adicional de controladores de luminaria, instalados en iguales condiciones del suministro, hasta agotar la totalidad del presupuesto máximo del contrato de cada uno de los lotes.

La iniciativa permitirá instalar dispositivos de detección de presencia altamente sofisticados, nodos controladores de luminaria en cada una de ellas conectados en tiempo real hasta su respectivo concentrador, que es el elemento de control central que se instalará en cada uno de los 11 centros de mando, para detectar que hay personas en el paseo marítimo, de forma que si no hay nadie los niveles luminosos sean mínimos en el paseo y nulos en la zona de la arena. Cuando se detecte la presencia de personas se elevará el nivel luminoso durante un tiempo razonable, mientras detecte la presencia.

Además, se instalarán a lo largo de todo el paseo marítimo 40 cámaras de video CCTV dotadas con software de análisis de video para ser utilizadas como sensor capaz de detectar la presencia de personas, tanto en la zona de la arena de la playa como en la zona del paseo marítimo de la Malva-rosa.

Estas cámaras están especialmente diseñadas y seleccionadas para la detección de personas en movimiento, incluso en la oscuridad absoluta de la playa, mediante un fajo de rayos infrarrojos. A partir de la detección de presencia de personas por parte de las cámaras de CCTV, tanto en el paseo como en la playa, tendrán que darse las órdenes oportunas para elevar los niveles de iluminación hasta su valor nominal, de forma que toda persona pueda visualizar correctamente su entorno más próximo en un radio mínimo de 300 metros a su alrededor.

Se codificarán y geoposicionarán todas las luminarias que serán telegestionadas y se configurará y programará toda la lógica para que se enciendan solo aquellas luminarias próximas a la zona en la que se detecte presencia. Cuando no haya presencia de personas, la zona de la arena de la playa tendrá que quedar totalmente a oscuras y la zona del paseo marítimo quedará en un umbral de iluminación de seguridad (que en principio será del 20-25% de la iluminación nominal).

“Avanzamos hacia una València inteligente e interconexionada y en ese sentido la instalación de alumbrado público es importantísima porque es una infraestructura omnipresente en cada uno de los barrios y pueblos de la ciudad que dispone de energía eléctrica y por tanto es susceptible de soportar varios elementos como las propias cámaras de video CCTV, sonómetros y otros tipos de elementos”, ha detallado Notario.

La previsión es empezar los trabajos durante el mes de abril y que todo esté operativo en verano.

Proyecto MatchUp

Este proyecto es la segunda acción relacionada con el alumbrado público que el Ayuntamiento de València lleva a cabo dentro de las iniciativas incluidas en el Proyecto MatchUp, que pertenece a la convocatoria abierta por la Unión Europea en el marco de su programa de investigación e innovación Horizonte 2020, específicamente orientado al desarrollo de “Smart Cities and Communities” (Ciudades y Comunidades Inteligentes).

Con esta convocatoria la Unión Europea trata de financiar proyectos que promuevan el desarrollo de soluciones innovadoras que integren energía, transporte y tecnologías de la información y comunicaciones (TIC) para ciudades y comunidades inteligentes a través de proyectos faro demostrativos a gran escala.

El proyecto MatchUp consta de 28 socios de 8 países diferentes y tanto València como Dresde (Alemania) y Antalya (Turquía) actúan como “ciudades faro”, donde se implementarán las medidas propuestas en el marco del proyecto, que tiene una duración de cinco años, con los tres primeros para ejecutar las acciones y los dos últimos para monitorizar la eficiencia de las medidas implementadas.

ValenciàEspañol