El Consell aprueba la ampliación del Hospital Clínico Universitario de València

El acuerdo permitirá ampliar el centro para garantizar la adecuada atención sanitaria a su población estimada, de 350.000 personas.

AVL

El Pleno del Consell ha aprobado la declaración de interés general de la ampliación del Hospital Clínico Universitario de València en el marco de la emergencia sanitaria causada por la COVID-19, que obliga a ampliar la capacidad asistencial del centro para garantizar la adecuada atención sanitaria a su población estimada, que ronda las 350.000 personas.

La situación actual del hospital se enmarca en el contexto de la crisis sanitaria causada por el coronavirus (SARS-CoV2) para la que el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España elaboró el Plan de Respuesta Temprana en un escenario de control de la pandemia que el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud aprobó el 16 de julio de 2020.

Esta estrategia establece en su apartado 3.2 que los servicios sanitarios de las comunidades autónomas deben adoptar, entre otras, las siguientes medidas: disponer de una dotación suficiente de camas de agudos y de cuidados críticos con capacidad de respiración mecánica invasiva; garantizar la capacidad suficiente de recursos materiales en atención hospitalaria, que permita dar respuesta a la actividad extra asociada a un incremento de transmisión del SARS-CoV2 y disponer de una estrategia con circuitos diferenciados de atención a pacientes, garantizando la calidad asistencial y la seguridad.

El Departamento de Salud València Clinico-Malvarrosa es referente para quienes residen en la zona noreste de la ciudad de València y de las poblaciones de Albalat dels Sorells, Alboraia, Albuixec, Almassera, Bonrepos, Foios, Massamagrell, Meliana, Museros, Pobla de Farnals, Rafelbunyol, Tavernes Blanques y Vinalesa.

La evaluación realizada a dicho departamento, basada en los datos asistenciales del periodo febrero-noviembre 2020, ha constatado que el Hospital Clínico precisa ampliar su infraestructura para dar una adecuada respuesta a los pacientes no afectados por COVID-19, así como para atender las necesidades sanitarias adicionales provocadas por la pandemia, que han supuesto elevar el índice de ocupación entre el 85% y el 90%.

Con el objeto de dar solución a esta situación e incrementar el número de las camas para pacientes COVID-19 del Departamento de Salud València Clinico-Malvarrosa, y poder hacer frente también a cualquier eventual brote epidémico que se produzca en el futuro, la opción más viable es la ampliación del Hospital Clínico mediante la construcción de un complejo hospitalario en la parcela dotacional (antigua Escuela Universitaria de Ingenieros Agrícolas), ubicada en la manzana recayente a la Avenida de Blasco Ibáñez, Calle Dr. Gómez Ferrer y Calle Menéndez Pelayo de València.

Ello supondrá un incremento de espacios asistenciales, destinados a la atención tanto en unidades de hospitalización como en unidades de críticos (UCI), que se distribuirán en plantas sótanos y edificación en altura, y supone la realización de diversas actuaciones urbanísticas y edificaciones, incluso la integración de las edificaciones protegidas y su reutilización.

A tenor del escenario descrito, se ha propuesto al Consell declarar de interés general la ampliación del Complejo Hospitalario del Hospital Clínico Universitario de València; encomendar a la Comisionada de la Presidencia de la Generalitat para la coordinación de los suministros de la Generalitat frente a la infección de COVID-19 en la Comunitat Valenciana, la adopción de las medidas necesarias para el desarrollo y ejecución de la ampliación y, en general, de cuantas actuaciones de impulso, coordinación y supervisión requiera la ejecución de la actuación consistente en la ampliación del Hospital Clínico Universitario de València.

Primera piedra

La historia del Hospital Clínico de València, dependiente del Departamento de Salud València Clinico-Malvarrosa, se remonta a 1894, cuando se empezó a gestionar su construcción.

La primera piedra del nuevo edificio en su actual ubicación se colocó en 1913 y las obras finalizaron en 1935. Durante el verano de 1986, un incendio destruyó almacenes del Hospital y Unidades de Hospitalización situadas en el edificio de la Facultad de Medicina, lo que obligó a la reordenación de espacios y a plantear una nueva reforma.

Así, en septiembre de 1988, la entonces Conselleria de Sanidad y Consumo tomó la decisión de llevar a cabo una profunda remodelación del Hospital, cuyas obras se iniciaron en 1990 y finalizaron en los primeros meses de 1994.

- Advertisement -