Antifraude ‘cuestiona y detecta graves irregularidades’ en las contrataciones de las obras de la plaza del Ayuntamiento

Las resolución de Antifraude destaca entre las irregularidades que se fijaron precios sin justificación, se pidieron ofertas a empresas vinculadas entre sí o que eran inelegibles.

La Agencia Valenciana Antifraude ha vuelto a cuestionar la forma de contratar del Gobierno de Ribó y PSOE de obras municipales, en concreto de las obras provisionales de la plaza del Ayuntamiento. La última resolución de Antifraude cuestiona la contratación a dedo, sin licitación pública, con las mismas empresas cuando no eran la oferta más ventajosa para el Ayuntamiento.

Dice en sus conclusiones Antifraude que “esta Agencia considera que se han producido déficits en el adecuado cumplimiento del ordenamiento jurídico administrativo y sus principios generales reguladores de la actuación administrativa pública en materia de contratación pública y procedimiento administrativo”.

Entre las irregularidades detectadas por Antifraude destaca que se fijaron precios sin justificación, se pidieron ofertas a profesionales vinculados empresarialmente, e incluso se recibieron ofertas relacionadas entre ellas, o que eran inelegibles, se seleccionaron ofertas más caras sin motivación expresa o se encarecieron contratos a posteriori, lo que habría obligado a sacarlos a concurso. Son algunas de las múltiples irregularidades detectadas.

En sus conclusiones asegura Antifraude recoge que “en algunos expedientes analizados no se justifica a priori adecuadamente el valor estimado del contrato, sino que se realiza la justificación técnico-económica con posterioridad a los requerimientos de información de esta Agencia, sin que consten en los expedientes que los precios base de licitación se adecuan a los valores de mercado”.

“En algunos expedientes se ha formalizado la adjudicación en favor de las propuestas que no suponen el mayor ahorro económico, sin justificación técnica que apoye la decisión, y sin que conste acreditado en el expediente los criterios de selección que se iban a seguir”, asegura Antifraude.

Entre las irregularidades detectadas destaca que “en algunos expedientes la petición de ofertas se realiza de forma verbal, la recepción de ofertas se realiza en mano y la incorporación de las ofertas se realiza por los propios técnicos”.

La portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Valencia, María José Catalá, ha calificado de “escandaloso” el rosario de irregularidades que detecta Antifraude en las obras provisionales de la plaza del Ayuntamiento.

Catalá alerta que “Ribó debe dar explicaciones y asumir responsabilidades. Antifraude señala precios fuera de mercado, selección de ofertas menos ventajosas económicamente sin justificación, y licitadores en contratos relacionados, entre otras irregularidades. Y todo a una misma sociedad o sus socios.” ha afirmado Catalá que ha recordado que los contratos a dedo adjudicados a Paiisatgeria por el gobierno de Ribó y Generalitat ascienden a más de 430.000 euros”.

“Ribó encadena una tras otro informes demoledores de Antifraude. El problema es que luego ni Compromís ni PSOE hacen caso a las recomendaciones de la agencia e incumplen todo lo que se les pide. Cabe preguntarse para qué crearon la Agencia Antifraude si después no creen en ella y pasan de sus conclusiones” ha afirmado Catalá: “el rosario de irregularidades detectadas y el pasotismo ante Antiftaude demuestra que lo de la transparencia y el buen gobierno era solo un eslogan de la izquierda”, añadió Catalá.

ValenciàEspañol