La APR de Ciutat Vella Nord lleva más de 40.000 multas y 375.000 euros recaudados

Los grupos de la oposición piden suspender la cámara norte para evitar multas a vecinos y vendedores y repartidos del Mercado Central

El Área de Prioridad Residencial (APR) de Ciutat Vella Nord ha interpuesto desde su puesta en marcha más de 40.870 multas a los valencianos y valencianas que no tenían acceso a esta zona de la ciudad. Así lo indican los datos proporcionados por Movilidad a los grupos de la oposición que muestran que desde el el 1 de diciembre hasta ayer se han tramitado 37.100 de estos procedimientos sancionadores, lo que a la postre se traduce en una recaudación de 374.000 euros.

Esto ha provocado la reacción tanto del Partido Popular y Ciudadanos que han lamentado el “afán recaudatorio” del gobierno del Rialto y han pedido que se suspenda la cámara norte de la APR de Ciutat Vella para evitar las multas a vendedores y repartidores del Mercado Central, así como una campaña informativa.

El portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de València, Fernando Giner ha manifestado que “en menos de cuatro meses de funcionamiento de la APR ya se han propuesto más de 40.000 multas, lo que implica una recaudación que ya roza los 400.000 euros. La matemática es muy sencilla: 10.000 denuncias y 100.000 euros al mes. Si seguimos con este ritmo hasta final de año, cerraremos 2022 con 1,2 millones de euros en multas a los vecinos y visitantes del centro de València”.

“Pedimos que se tenga en cuenta a vecinos, comerciantes y visitantes del barrio de Ciutat Vella, y que se deje de sacudir los bolsillos de los valencianos. Desde Ciudadanos exigimos que se paralice la APR y que se consensue con los usuarios más inmediatos del entorno” ha señalado el concejal de la formación naranja.  

Asimismo, Giner ha recordado que su formación pidió una campaña informativa “amplia y efectiva” para que todos los vecinos y usuarios del entorno se enteraran de su aplicación y tuviesen tiempo para pedir los permisos. “Viendo los datos de solicitudes de permiso, se puede ver muy claramente que no estaban lo suficientemente enterados de la situación porque antes del período de multas tan solo se habían pedido 14.000 entradas” ha concluido el portavoz del partido liberal.

Más de 800 furgonetas afectadas

Por su parte, el grupo municipal popular ha presentado a la comisión de Movilidad de mañana una moción donde pide que se suspenda temporalmente la cámara de acceso norte a la zona APR de Ciutat Vella para evitar las multas a vendedores, clientes y repartidores del Mercado Central. Los populares aseguran que “se puso en marcha sin campaña informativa previa como si se hizo con el resto” y esto ha provocado que se haya multado a numerosos vecinos que desconocían de su activación afectando especialmente a las 800 furgonetas que cada acuden al Mercado Central con productos fresco y a clientes.

Reclaman así paralizar temporalmente la cámara de la APR Ciutat Vella Norte, situada en Plaza Comunión de San Juan mientras dure la ejecución de las obras del entorno del Mercado Central y Plaza de Brujas. Además de que se “señalice horizontal y verticalmente los ejes viarios, así como la rotonda de plaza de Brujas para no generar confusión en el tráfico rodado”.

El concejal del Grupo Popular, Santiago Ballester, ha asegurado que “la entrada en vigor de la APR Ciutat Vella Norte está generando numerosos perjuicios a vecinos y comerciantes en toda Ciutat Vella, pues es sabido que hasta la fecha se tienen contabilizadas más de 40.000 multas, con un importe que supera el millón de euros”. 

En este sentido ha explicado que tras reunirse con vecinos y comerciantes de la zona se han recogido en la moción las peticiones de los mismos que aseguran que “mientras en en toda la zona de acceso a la APR se activaron las cámaras de manera informativa el 18 de octubre de 2021 y de manera efectiva el 1 de diciembre, la cámara ubicada en plaza de Brujas no fue activada por las obras de urbanización del entorno. Sin embargo, la mencionada cámara se activó finalmente el día 22 de diciembre de 2021, sin existir un periodo informativo“.

Por ello, manifiestan que hay personas, entre clientes y repartidos del Mercado Central, que acumulan multitud de multas pendientes por haber circulado por la zona porque no sabían que la cámara “ya estaba captado las matriculas para imponer sanciones”. “Eso ha ocurrido porque no ha habido ningún periodo informativo, al haberse activado la cámara con posterioridad”, explica Ballester.

También el PP había solicitado a través de otra moción hoy que se dispusiera de una patrulla permanente de la Policía Local en la zona de plaza de Brujas para ordenar el tráfico en la zona ante la carencia de señalética tanto vertical como horizontal que está provocando problemas de tráfico cada día. Pero ha sido rechazada en la comisión de Protección Ciudadana de este miércoles.

ValenciàEspañol