El orgullo de ser valencianos

El secretario general PSPV-PSOE Horta Sud y 2n teniente alcalde del Ayuntamiento de Torrent, Andrés Campos, reflexiona sobre el orgullo de ser valencianos.

El 9 de octubre celebramos el orgullo de ser valencianos. Celebramos nuestro orgullo porque va más allá de límites geográficos o fronteras políticas, es una forma de ser y de sentirse. Ser valencianos, ser valencianas, quiere decir tener los brazos abiertos, aceptar nuestra diversidad e incluso nuestras contradicciones. Quiere decir que disfrutamos del fuego y la llama, de nuestra extraordinaria gastronomía, de la música como parte fundamental de nuestra forma de celebrar y hacer fiesta.

Estos son los ejes sobre los cuales se construye la identidad de un pueblo, sobre un sentimiento común, sobre una cultura y una lengua compartidas, en un espacio de convivencia abierto y acogedor.

Nuestra lengua, la de todos y todas, la tenemos que agrandar, tenemos que compartirla y gastarla con el orgullo de saber que es fruto de nuestra historia como pueblo, de un candil de culturas e influencias que lo han hecho singular y propia.

Nuestra identidad no es excluyente, es suma a aquello que sentimos, no hay que renunciar a nada para ser y sentirse valenciano. Del mismo modo que también lo son las identidades de cada pueblo y ciudad, de cada comarca… en l’Horta Sur compartimos un sentimiento común, forjado en generaciones de relaciones e intercambio.

Nuestro paisaje, de campanarios, torres y huertas, configura un forma de relacionarnos, de una manera próxima y abierta, la que nos dan nuestros horizontes anchos y nuestra vista del mar. Somos un pueblo alegre, esto nadie lo puede negar, que le gusta tomar los espacios público y llenarlos de música, de luz y de color, somos un pueblo que ha sido capaz de volver a ponerse en pie a lo largo de nuestra historia.

Todas estas cosas, nuestra manera de ser, la tierra que estimamos, la gente que nos rodea, son las que tienen que hacernos sentir orgullo de ser valencianos y valencianas. Ahora tenemos que hacer bastante, codo a codo, para volver a avanzar, sin dejar nadie detrás, con esperanza e ilusión por todo el que está para venir.

CatalanSpanish