Las aseguradoras agrarias empiezan a valorar los daños en los cultivos

A la espera de que se pueda tramitar o no la de declaración de zona catastrófica, las cosechas particulares, perdidas o los daños a cultivos tienen que se ceñirse en la mayoría de casos a la cobertura de los seguros contratados

Como ocurre tras el paso de temporales, la valoración de daños en sectores productivos como el agrícola suele ser junto con los desperfectos materiales, una de las conseuencias más duras y complejas para quienes sufren las consecuencias en sus cultivos.

Y es que cabe recordar que cuando se habla de pedir una posible declaración de zona catastrófica, en caso de que se acepte tras el peritaje de los daños, las ayudas tienen unas coberturas muy específicas y detalladas y en el caso de daños particulares o de pérdidas y deterioros de cosechas, las compensaciones han de venir por la vía de las coberturas de las aseguradoras.

Por eso, con unas lluvias, que superaron en algunos puntos los 300 l/m2 en apenas 24 horas, y ocasionaron el desbordamiento de barrancos y ramblas e inundaciones en diferentes explotaciones, ahora toca reclamar a los seguros agrarios. Y es que además no hay que olvidar que en determinadas zonas de la Comunitat, las tormentas descargaron acompañadas de pedrisco de hasta 2 cm de diámetro.

Aunque la mayor parte de los productores asegurados aún no han enviado los partes de siniestro, los técnicos, como explican desde una compañía aseguradora, ya han comenzado a visitar las principales zonas afectadas de cara a planificar los trabajos de evaluación de los siniestros. Además de cítricos, los daños podrían extenderse también a producciones de uva de mesa (en concreto de la variedad Aledo, aún sin recolectar).

Las zonas más afectadas se encuentran, en el caso de Castellón, al sur de la provincia, principalmente en municipios cercanos a la costa, como Vila-real, Betxí, Alquerías del Niño Perdido, Burriana o Nules, entre otros.

En Valencia, los mayores daños se concentran en zonas agrícolas de Lliria, Benaguacil, La Pobla de Vallbona, Bétera, Ribarroja de Turia y Torrent.

Alto aseguramiento en la producción de cítricos

En cuanto al uso de seguros agrarios, una de las compañías específicas de este sector, recuerda que los siniestros registrados a causa de la DANA están cubiertos por el seguro agrario. Actualmente, casi el 60% de la producción de cítricos de la Comunidad Valenciana –cultivo mayoritario en la región– cuenta con la protección del seguro agrario, lo que se traduce en más de 1,7 millones de toneladas aseguradas y 582 millones de euros de capital asegurado. La cobertura de daños por inundación-lluvia torrencial y pedrisco está incluida en todos los módulos de aseguramiento del seguro de cítricos.

CatalàEspañol