ASIMAFE: “Filomena descarrila las medidas preventivas de invierno en el ferrocarril.”

A pesar de las medidas preventivas, el pasado viernes comenzaron las cancelaciones y cierres de líneas ferroviarias por la acumulación “excesiva” de nieve.

Array

El 15 de noviembre, ADIF, activó su plan director de medidas preventivas para invierno. Se trata de un conjunto de medidas cuyo objetivo es minimizar las repercusiones que los fenómenos meteorológicos propios de esta época del año puedan llegar a producir sobre la infraestructura ferroviaria y por tanto a este modo de transporte. El plan afecta a más de 15.000 kilómetros de vías entre líneas de ancho estándar, ancho ibérico y ancho métrico.

A pesar de las medidas preventivas, el pasado viernes comenzaron las cancelaciones y cierres de líneas ferroviarias por la acumulación “excesiva” de nieve a lo largo de líneas como la de Alta Velocidad Madrid-Cuenca-Valencia. Y de manera preventiva las líneas convencionales como en las líneas de Valencia-Cuenca, Caudiel-Zaragoza, …

Pero la anticipación a las alertas que ADIF debe de recibir desde la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) de los riesgos tanto de lluvia como de viento o nieve que puedan afectar a las líneas de la red ferroviaria. Hemos visto que no tuvieron efecto durante las primeras horas en las que comenzaron las nevadas; a pesar de los recursos disponibles; tal y como anuncia en su Plan director ADIF, donde destacan las 23 locomotoras de tracción diésel aptas para incorporar cuñas quitanieves situadas en las proximidades de las zonas catalogadas como de riesgo y listas para ser movilizadas. Así, 14 son para la red de ancho ibérico, 3 para la de ancho métrico (incluida una para la línea Cercedilla-Cotos, perteneciente a las Cercanías de Madrid) y 6 para la red de ancho estándar.

Por su parte, los cambiadores de ancho, que son las instalaciones que permiten la transición de los trenes entre las redes de ancho ibérico y de alta velocidad, disponen de dispositivos de deshielo de rodales por congelación o acumulación de hielo en los mismos mediante rociadores de agua caliente a presión.

Asimismo, Adif tiene identificadas un total de 235 estaciones consideradas prioritarias para la limpieza de sus instalaciones (agujas y desvíos básicamente) y evitar el colapso de las líneas en caso de fuertes nevadas. De ellas, 195 se localizan en la red de ancho ibérico y 40 en la de ancho métrico. En el caso de las líneas de ancho estándar, estas instalaciones cuentan con calefactores y personal propio de mantenimiento de desvíos.

El aumento de la intensidad de la nevada provocada por la borrasca Filomena, ha causado que estas medidas preventivas no hayan sido suficientes para evitar el cierre de líneas ferroviarias desde Madrid; ya que ha provocado el cierre de las circulaciones de Cercanías en la capital; así como, las salidas y llegadas de todas las circulaciones tanto de red convencional como de alta velocidad.

ASIMAFE: “La nefasta gestión de las empresas ADIF y RENFE, por parte de la dirección de las mismas vuelve a dejar en evidencia la falta de previsión de la reposición de personal en las mismas. 2020 ha sido un año en la que las contrataciones de personal para sustituir a las jubilaciones, está provocando una caída del rendimiento de trabajo tanto por el operador de infraestructuras; así como a las cancelaciones de trenes en diferentes puntos de España por parte de la operadora ferroviaria. Las unidades de mercancías sí están circulando por líneas como la de Sagunto – Teruel – Zaragoza – Bilbao; y sin embargo, los viajeros de Renfe no circularon según ellos porque ADIF no aseguraba su circulación.”

ASIMAFE: “Filomena ha hecho descarrilar las circulaciones ferroviarias; a pesar del Plan de Medidas Preventivas para invierno que tenía elaborado ADIF; la falta de personal puede que sea una de las causas por las que las 23 locomotoras de tracción diésel no estuvieran circulando con sus cuñas por las diferentes redes ferroviarias que tuvo que suprimir la circulación de unidades de viajeros. Líneas por las que hasta el aumento de la nevada estuvieron circulando trenes de mercancías.”

ASIMAFE: “Si bien es evidente que las medidas preventivas no pudieron hacer frente al aumento de la intensidad de las nevadas y a la bajada de las temperaturas que han provocado el cierre de las circulaciones. Es igual de evidente, que la falta de inversión por el ferrocarril en cuanto la climatología es un poco adversa paraliza las circulaciones. La falta de personal para mantenimiento de las líneas; de responsables en las estaciones que provocan el cierre de las mismas; de maquinistas para circular las locomotoras con las palas quitanieves; de auxiliares para maniobras en las estaciones; de maquinistas para evitar las cancelaciones de trenes; … Un larguísimo listado de profesionales que faltan en el ámbito ferroviario, que ahora sólo se puede agradecer y ensalzar la labor de los compañeros y compañeras que en momentos críticos como los que está provocando Filomena; que están ahí, en condiciones adversas, con todas las dificultades, ayudando a que las circulaciones ferroviarias vuelvan a su normalidad.”

CatalanSpanish