ASIMAFE trabaja por la regulación laboral con la liberalización ferroviaria

ASIMAFE está trabajando por la actualización y mejora del Reglamento Ferroviario y la legislación laboral para el sector.

Los representantes de la Asociación Sindical Independiente de Maquinistas Ferroviarios (ASIMAFE), se reunieron el martes 11 de mayo con la dirección de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria (AESF), coincidiendo con el inicio de los primeros tráficos de viajeros en alta velocidad realizados por OUIGO, nueva operadora ferroviaria que entra al servicio después de los 80 años de monopolio en el sector por RENFE.  Son pioneros en dar el último paso del proceso de la liberalización del ferrocarril en España, que ya inició su camino hace 15 años con las primeras operadoras ferroviarias en el ámbito de las mercancías y que además, para el próximo año 2022, tendrá un nuevo compañero de viaje en el sector de viajeros en alta velocidad con el consorcio de Trenitalia y Air Nostrum que pondrán en marcha la operadora ILSA.

Este 2021, declarado el Año del Ferrocarril en Europa, ha coincidido con el proceso final de de la liberalización del sector en España. Este proceso de liberalización es desconocido por la mayoría de los usuarios pero que, en la actualidad, debido al aumento de la oferta ferroviaria de las nuevas operadoras y de la competencia por el servicio ferroviario con RENFE, han sabido de su existencia.

Desde hace años y preocupados por el cumplimiento de la legislación laboral, ASIMAFE está trabajando por la actualización y mejora del Reglamento Ferroviario y la legislación laboral para el sector. El monopolio de RENFE, frente al sector de las operadoras privadas sigue prevaleciendo en la legislación ferroviaria, ocasionando graves desigualdades e indefensión de los trabajadores ante un sistema que no avanza con el mismo criterio entre diferentes ministerios que no tienen claras sus competencias ante un sector que lleva 15 años desde que inició su liberalización a principios de este siglo XXI.

ASIMAFE, ha trasladado diferentes contradicciones entre el actual Reglamento Ferroviario actualizado el 27 de octubre del 2020 y la legislación laboral, en lo que se refiere al cumplimiento de las jornadas de trabajo. Estas contradicciones y las posibles interpretaciones de las mismas, pueden conllevar problemas en la seguridad tanto en la circulación como en la salud de los trabajadores del sector en general y a los maquinistas ferroviarios, en particular.

Desde la AESF, dirigida por Pedro Lekuona, se afirma que sus competencias son hacer cumplir la Seguridad en la Circulación y en cambio las competencias sobre la Salud Laboral y el cumplimiento de las jornadas de trabajo recaen en otros ministerios. No obstante, las preocupación trasladada desde ASIMAFE sobre la afectación a la seguridad en la circulación de estos incumplimientos, hace que la AESF se haya comprometido al estudio de las solicitudes presentadas por ASIMAFE y reconducirlas ante el Ministerio de Transportes y al Ministerio de Trabajo, para mejorar el Reglamento Ferroviario desde sus competencias ante la Seguridad en la Circulación.

ASIMAFE, ha trasladado la preocupación ante la asiduidad en los excesos de horas en las jornadas laborales en el transporte de mercancías, ante el incumplimiento de la legislación laboral en el ámbito del trabajo nocturno y por los abusivos tiempos de espera fuera de las residencias para iniciar los servicios. También ha trasladado a la AESF la preocupación por la posibilidad de que alguna de estas malas praxis se pueda trasladar al ámbito del transporte de viajeros de las operadoras privadas. Los estudios desarrollados por la propia AESF, revelan el aumento de accidentes en la circulación, y desde ASIMAFE valoramos que la fatiga creada por el exceso de horas en las jornadas laborales que se realizan en algunas operadoras, puede ser una de las causas de ese aumento.

La liberalización del sector de viajeros se inició el pasado lunes 10 de mayo, y hay que ser conscientes que se debe actualizar una legislación ferroviaria que sigue respetando el monopolio de 80 años del Grupo Renfe ya que la liberalización del sector comenzó el siglo XXI pero su legislación sigue arrastrando conceptos del siglo pasado. A partir de este momento es más necesario que nunca un Convenio del Sector Ferroviario, es la clave para crecer y trabajar por la desaparición de las actuales diferencias laborales entre profesionales de un mismo sector por el mero hecho de estar en una operadora de ámbito público o privado.

CatalanSpanish