Asun Moll: “Es básico que puedan sobrevivir, por eso hemos ampliado la programación con las asociaciones y entidades locales, dando apoyo económico”

Moll: "com a primer acte de retornada d'inauguració de la nova era post-COVID, faria un gran concert i activitats on puguem retrobar-nos, abraçar-nos, riure i gaudir de l’aire lliure"

AVL

Asun Moll, como le gusta que la gente le conozca es la concejala de Cultura, Fiestas y Cultura Popular del Ayuntamiento de Sagunt.  La concejala de Compromís se definiría como una persona “voluntaria, trabajadora, responsable y amante de la naturaleza. Muy vinculada al mundo del voluntariado y el tejido asociativo de Sagunto”.  Además, no se considera “una política al uso, ya que soy una enamorada y defensora de mi ciudad, lo cual ha hecho que me implique, desde dentro, en la política local, en la gestión de esas pequeñas y grandes cosas que preocupan a los y las ciudadanas”.

En el plan profesional, de sus 53 años, ha estado 32 años trabajando en el sector industrial, con cargos de responsabilidad y gestión administrativa.

P: ¿Por qué se decantó por la Concejalía de Cultura y Fiestas?

R: Tengo que decir que son dos concejalías que siempre han estado separadas. Mi entrada como concejala en junio de 2018 fue accidental para relevar la concejala de Fiestas. Cuando renovamos la legislatura en 2019, quise volver a Fiestas para continuar con el proyecto. Y era importante para mí que fuera de la mano de un proyecto cultural conjunto.

Me gusta mucho trabajar en contacto con la gente, yo vengo del mundo asociativo como comentaba al principio. Y estas dos concejalías me permiten mantener y fomentar esa relación, ese contacto con la gente que para mí es vital para el trabajo de una figura política local. Hay una simbiosis en las aportaciones entre las asociaciones y la administración que retroalimenta ambas partes y nos ayuda a dar solución a las preocupaciones y necesidades reales de la ciudad, de su gente.

P: ¿Ha realizado muchos cambios desde que llegó a su Concejalía?

R: Pienso que no. Lo que sí he establecido es la necesidad de poner la calidad por delante de la cantidad. Soy partidaria de menos actos, pero mejores. Pero bien es verdad que, con la situación de este último año, hemos apostado por el apoyo cultural local y autonómico.

P: ¿Sagunto es un municipio que apuesta por la cultura?

R: Claro que sí, es una de nuestras grandes prioridades. No en balde, hemos sido, como decía antes, Capital Cultural Valenciana, un referente en todo el país gracias al trabajo llevado adelante a lo largo de los últimos 5 años.

P: ¿Qué ha supuesto siempre la cultura y las fiestas para Sagunto?

R: Sagunto es una ciudad muy festiva, mucho de compartir… Una ciudad muy diversa con colectivos de inquietudes muy diferentes, por eso lo celebramos todo, desde Sant Antoni a la Inmaculada, pasando por Sant Blai y la Mare de Déu dels Desamparats. Fallas, Semana Santa, Patronales, Moros y Cristianos, sin olvidar las fiestas de barrio (Baladre, Grau Vell, Almardà, Santa Anna, Avinguda, Sant Ramon, Biensa, Wichita, Los Metales, Los Ríos..), y seguro que me dejo alguna.

Tenemos mucha fiesta en la calle, relaciones humanas y de alegría. Respecto a la cultura, somos una ciudad de referencia; de hecho, fuimos Capital Cultural Valenciana, de 2018 a 2019. Tenemos muchas asociaciones culturales en la ciudad y grandes profesionales en el sector del cine, teatro, música, pintura, escultura y fotografía… podemos decir con mucho acierto que como un gran referente en el Pais Valencià.

“Soy partidaria de menos actos, pero mejores. Pero bien es verdad que, con la situación de este último año, hemos apostado por el apoyo cultural local y autonómico”

P: ¿Ha sido muy duro tener que anular todas las fiestas por la pandemia?

R: Sí. Empezando por las Fallas. Para mí fueron las más duras, porque fue cómo si sufriera un accidente. Tan repentino que ni nos lo nos lo esperábamos. A partir de aquí no ha sido tan traumático, pero sí igual de duro. Tengo que agradecer a la población la gran responsabilidad que ha asumido renunciando a la fiesta colectiva, para salir lo más pronto posible de esta situación y evitar contagios. Esperamos que pase pronto y podamos volver a disfrutar de la fiesta en la calle.

P: ¿Cómo ha cambiado la pandemia la manera de ver la cultura?

R: Estoy orgullosa de decir que en nuestra ciudad nos hemos adaptado perfectamente a la normativa establecida y hemos continuado ofreciendo espectáculos rigurosamente controlados hasta que hemos podido hacerlo. Por supuesto, hemos tenido que cancelar los actos masivos y todos aquellos que no han podido ser controlados en espacios y aforo. Por otro lado, hemos mantenido toda la actividad cultural, incluso incrementada, que ha sido programada y controlada con medidas COVID, tal como marcaba la normativa.

De hecho, este verano transformamos actividades festivas en espectáculos culturales al aire libre, como monólogos, conciertos y grandes musicales. Eso sí, con aforo muy reducido. Incluso hemos podido adaptar ‘Sagunt a Escena’ a la normativa, demostrando, una vez más, la gran capacidad de adaptación de nuestros artistas y profesionales ligados al sector.

“Tengo que agradecer a la población la gran responsabilidad que ha asumido renunciando a la fiesta colectiva”

P: ¿Ha sido muy difícil crear una agenda cultural acogiéndose a las normas de seguridad?

R: La verdad es que no. Lo que sí que ha sido es fruto de un gran trabajo del departamento. Los compañeros y compañeras han sabido buscar la forma de sacar adelante toda la actividad programada y reinventarse en actividades que sí que estaban reguladas. Hemos adaptado los actos a aquello que estaba permitido. Lo que sí que ha sido una lástima ha sido dejar fuera actividades como las Fallas, la Semana Santa y la representación de la Pasión y, por supuesto, toda la programación de fiestas patronales y las cucañas en el puerto marítimo, por no decir el tradicional y masivo Mercado Medieval y los Moros y Cristianos. La situación no nos ha permitido ni planteárnoslos.

P: ¿Los ciudadanos continúan asistiendo a los acontecimientos programados o tienen miedo?

R: No sería correcto decir que la asistencia es la misma que antes de la pandemia, de hecho, hay gente que me ha transmitido, directamente, “mientras que no cambie la situación no volveremos a disfrutar de la programación cultural”. Pero sí que hay otra gente que dice “es mi momento de salir a la calle”. Tengo que decir que yo hago presencia en todos los actos y merece la pena continuar programando, porque hay gente que necesita alimentarse culturalmente. Y los y las profesionales necesitan continuar trabajando dentro de unas limitaciones que tenemos muy presentes.

“Hemos mantenido toda la actividad cultural, incluso incrementada, que ha sido programada y controlada con medidas COVID, tal como marcaba la normativa”

P: ¿Es seguro asistir a los actos?

R: Claro que sí. Cumplimos todos los protocolos marcados, aforo, tomada de temperatura, gel hidroalcohólico y butaca preasignada, además de la obligatoriedad de la mascarilla. Y tengo que decir que durante la representación la gente es muy respetuosa y responsable en términos generales.

P: ¿Piensa que la cultura es esencial para ayudar psicológicamente a la gente en estos momentos tan difíciles?

R: Sí, la verdad, en caso contrario tendríamos que dejar de programar. Además, tengo que decir que es voluntaria, es decir, quien acude es porque le interesa y quiere que forme parte de su vida, como podrían ser los espacios deportivos para los deportistas o los centros de culto para los creyentes.

Sin duda, la cultura es una buena manera de entender y aplicar cimientos básicos de la vida y nos ayuda a transmitir los valores más básicos a los pequeños y pequeñas y a alimentar nuestra necesidad de aprendizaje permanente.

P: ¿Económicamente el hecho de no poder celebrar las fiestas ha sido un varapalo para el municipio?

R: Evidentemente, sobre todo para el sector de la hostelería y restauración. La participación en la calle y la fiesta es esencial para el consumo local. Y esto el año pasado no pudo ser. La situación para algunos sectores económicos está siendo demoledora, por eso hemos sacado y seguiremos sacando ayudas que nos permitan reforzar este tejido. Y no solo esto, también nos preocupan las familias y en esta dirección trabajamos con todas las herramientas que tenemos al alcance.

“La cultura es una buena manera de entender y aplicar cimientos básicos de la vida y nos ayuda a transmitir los valores más básicos a los pequeños y pequeñas y a alimentar nuestra necesidad de aprendizaje permanente”

 

P: ¿Desde su Concejalía han convocado algunas ayudas para el mundo de la cultura, grandes afectados por la pandemia?

R: Hemos apostado de forma indirecta apoyando por medio de la contratación. Al no parar la programación, hemos continuado con los contratos programados y hemos ampliado programación con las asociaciones y entidades locales, dando apoyo económico. Es básico que puedan sobrevivir.

P: ¿Qué le diría a los ciudadanos y ciudadanas de Sagunto para animarlos a acudir a los acontecimientos culturales programados?

R: Me lo pones en bandeja: #LaCulturaésSegura, #Apoyamos la cultura. De hecho, creo que yo soy un gran ejemplo, he acudido a toda la actividad cultural programada en Sagunto y València, cuando me lo ha permitido mi tiempo libre, y todavía no he sufrido un positivo en COVID. Pero dónde sí soy positiva, y mucho, es en el apoyo a la cultura. Tenemos que ser responsables y que esta pesadilla pase pronto. Y cuando pase, ya volveremos a nuestros espacios comunes y a los grandes proyectos culturales, en nuestra calle, nuestras fiestas y a los teatros llenos… porque ahora, lo que toca, es ser responsables para hacer posible que ese momento llegue.

“Nos preocupan las familias y en esta dirección trabajamos con todas las herramientas que tenemos al alcance”

P: ¿Cuál es la primera cosa que le gustaría hacer desde su Concejalía cuando todo esto acabo?

R: Muchas cosas. Bien es verdad que la cabeza nunca puede parar cuando trabajas en un área tan apasionante como la mía. Y yo, que me llaman “motoreta”, pues te puedes imaginar… Pero, como primer acto de vuelta, de inauguración de la nueva era post-COVID, haría un gran concierto y actividades donde podamos reencontrarnos, abrazarnos, reír y disfrutar del aire libre. Reconquistar esos espacios comunes de gozo que ahora nos parecen tan lejanos e inalcanzables.

 

 

- Advertisement -