Aumentan las denuncias de violencia sobre la mujer en la Comunitat Valenciana

La violencia machista provocó 6.564 víctimas, un 5,3% más que hace un año; 712 mujeres, se acogieron a la dispensa de la obligación de declarar, un 22,1% más que durante mismo trimestre del año anterior

Los órganos judiciales de la Comunidad Valenciana registraron un total de 6.997 denuncias por violencia de género durante los meses de julio, agosto y septiembre de este año, lo que supone un incremento del 11,1% respecto del mismo trimestre del año anterior, según el informe trimestral hecho público hoy por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial.

Del total de denuncias, 4.549 fueron presentadas por la propia víctima, bien ante la Policía, 4.465, bien directamente en el juzgado, 84. 

Las derivadas de una intervención policial directa fueron 979, lo que implica un 12,8% más de incremento interanual, y las registradas por el parte de lesiones recibido directamente en el juzgado fueron 816, un 2,7% menos que el mismo trimestre del año anterior.

Las denuncias presentadas por los familiares de la víctima en sedes policiales fueron 85, un 39,7% menos que el trimestre anterior.  En el periodo analizado se presentó una denuncia en el juzgado por parte de la familia de la víctima.  

Las restantes 567 denuncias obedecieron a servicios de asistencia a terceros en general, lo que significa un incremento del 235,5% respecto de las registradas en el mismo periodo del año anterior.

Por provincias, en la de Valencia se registraron 3.441 denuncias, 2.605 en la de Alicante y las restantes 951 en la de Castellón.

En este periodo, las mujeres víctimas de violencia machista en la Comunidad Valenciana ascendieron a 6.564, cifra que representa un aumento del 5,3% respecto al mismo periodo de 2021, durante el que se contabilizaron 6.232.

De las víctimas del tercer trimestre de 2022, 3.998 eran españolas y 2.566 eran extranjeras. 3.357 de estas víctimas se localizan en la provincia de Valencia, 2.605 en la de Alicante y 602 en la provincia de Castellón.

Estas cifras colocan a la Comunidad Valenciana en la tercera posición en cuanto a la tasa de mujeres víctimas por cada 10.000 mujeres, con un registro de 25,4, solo por detrás de Baleares, con 35,2, y Murcia, con 25,8. La media nacional fue de 19,8.

Aumenta un 22% el número de víctimas que no declaran contra su agresor

Además, durante el trimestre analizado, 712 mujeres valencianas víctimas de violencia de género se acogieron a la dispensa de la obligación de declarar. Este dato supone un aumento del 22,1% respecto al mismo trimestre de 2021.

Del total de mujeres que se acogieron a la dispensa, 355 eran españolas, un 10% más que el mismo periodo del año anterior, y 357 tenían otras nacionalidades, lo que significa un aumento interanual del 37,3%. 

De las 712 mujeres, 372 se acogieron a la dispensa de la obligación de declarar en la provincia de Valencia, 276 en la de Alicante y 64 lo hicieron en la provincia de Castellón.

Órdenes de protección solicitadas y concedidas

Entre los meses de julio y septiembre, se incoaron por los órganos judiciales de la Comunidad Valenciana un total de 1.547 órdenes de protección.

De ellas, 1.320 fueron solicitadas ante los juzgados de violencia sobre la mujer, un 10,4% menos que el mismo trimestre del año anterior, y 227, ante los juzgados de guardia, esto es un aumento interanual del 11,8%.

Las órdenes de protección acordadas por los juzgados de violencia sobre la mujer y por los juzgados de guardia sumaron un total de 1.280, de las que 1.083 fueron adoptadas por los juzgados especializados, un 13,8% menos que los mismos meses de 2021, mientras de 197 lo fueron por los Juzgados de Guardia, esto es, un aumento del 18%.

Medidas judiciales penales y civiles derivadas de las órdenes de protección

Los juzgados valencianos de Violencia Sobre la Mujer acordaron también, derivadas de las órdenes de protección y otras medidas cautelares, un total de 2.511 medidas judiciales penales y civiles de protección de las víctimas (mujeres y menores). Las más frecuentes fueron las órdenes de alejamiento, 860 y la prohibición de comunicación 827.

Las medidas civiles dictadas por estos órganos judiciales especializados de la Comunidad Valenciana, cuya finalidad es la protección de la mujer y de los menores en tanto se resuelve el proceso penal, sumaron un total de 707. Las más frecuentes fueron las relacionadas con la prestación de alimentos, 192, y la suspensión del régimen de visitas, 170.

Los juzgados de violencia sobre la mujer de la Comunidad acordaron también 25 medidas específicas de protección del menor para evitar un peligro o perjuicio. 

El 81% de las sentencias fueron condenatorias

En el tercer trimestre de 2022, el porcentaje de sentencias condenatorias dictadas por los órganos judiciales de la Comunidad Valenciana, tanto juzgados de violencia sobre la mujer, juzgados de lo penal y audiencias provinciales, en procesos de violencia de género se situó en el 81%.

El mayor porcentaje de condenas a maltratadores se produjo un año más en los juzgados de violencia sobre la mujer, con el 92,7 %, y en las audiencias provinciales, con el 73,3%. El porcentaje de condenas en los juzgados de lo penal se situó en el 67,5%.

Valoraciones de la presidenta del Observatorio, Ángeles Carmona

Los principales indicadores de la violencia de género volvieron a experimentar un importante aumento durante los meses de verano de 2022, un hecho que lleva a la presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial, Ángeles Carmona, a hacer un nuevo llamamiento a toda la sociedad para que tomemos conciencia de la gravedad de una lacra que, a día de hoy, ha acabado con la vida de 40 mujeres.

Las víctimas de violencia machista aumentaron un 9,41 % con respecto al tercer trimestre de 2021 y las denuncias lo hicieron en un 9,73 por ciento, situándose en ambos casos muy cerca de las cincuenta mil. Para Carmona, se trata de cifras “inasumibles”, pese a que ese aumento pueda atribuirse en parte a que las mujeres cada vez acuden en mayor número a buscar ayuda, confían más en las instituciones y denuncian su situación, circunstancias que deben valorarse de forma positiva.

Carmona asegura que la lucha contra la violencia de género sigue desarrollándose día a día y mejorando en todos los niveles (asistencial, policial, judicial, legislativo, sanitario, etc.) y confía en que todas las instituciones y organizaciones implicadas en esta tarea se mantengan unidas en la consecución de un objetivo que es común: la erradicación de la violencia machista de nuestra sociedad para que no haya ni una sola víctima más.

En este sentido, la presidenta del Observatorio celebra el aumento en más de un 15 por ciento de las denuncias derivadas de los partes de lesiones que llegan directamente al juzgado, por lo que destaca y agradece la implicación de los profesionales sanitarios, cuya colaboración tiene un enorme valor. 

Del mismo modo, agradece la encomiable y acertada labor de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que, con la aplicación del “Protocolo cero” del Ministerio del Interior, han aumentado las denuncias derivadas de la intervención directa policial casi en un 20 por ciento.

En lo que se refiere al trabajo de los órganos judiciales, Carmona insiste en que demuestra la profesionalidad, preparación y entrega de los miembros de la Carrera Judicial, que durante el tercer trimestre del año acordaron 8.332 órdenes de protección, y dictaron 12.588 sentencias (un 6,2 % más que un año antes) como resultado del enjuiciamiento de 12.748 personas (12.650 hombres y 98 mujeres).

Carmona consideró muy importante que la medida civil consistente en la suspensión del régimen de visitas haya mostrado un nuevo incremento, interanual, que se ha situado en el 49,7 por ciento, cuando ya se cumple un año desde la entrada en vigor de la Ley Orgánica 8/2021, de protección integral de la infancia y la adolescencia frente a la violencia.   

Pero advierte que todo este trabajo no es suficiente si no viene acompañado por la concienciación e implicación de todos los ciudadanos. Por esta razón, Carmona ha insistido una vez más en la necesidad de educar en valores que promuevan el respeto y la igualdad, eliminando estereotipos de género, y de realizar con nuestros niños y jóvenes una profunda labor pedagógica que les permita saber qué es la violencia de género, cómo empieza a manifestarse y cómo debe evitarse.

CatalàEspañol