Ramon Ferrer: ‘La AVL es una institución imprescindible para nuestra lengua’

El 'Diccionari Normatiu Valèncià' ha recibido un total de 19.986.115 consultas telemáticas durante el curso académico 2020/2021

La Acadèmia Valenciana de la LLengua (AVL) ha inaugurado esta tarde el curso académico 2021-2022 en el monasterio de San Miquel de los Reyes, donde se ha hecho repaso las diversas actuaciones llevadas a cabo por la institución en el último año en materia de normativa lingüística y onomástica, colaboraciones con otras instituciones y entidades, así como el fomento del uso del valenciano. Este nuevo curso coincide dentro de la celebración del viente aniversario de la AVL y la consecución de la paridad entre hombres y mujeres en el claustro académico.

El acto ha contado con la presencia e intervención del poeta y reciente premiado con la alta distinción de la Generalitat, Josep Piera, así como del presidente de la AVL, Ramon Ferrer, y la secretaria, Verónica Cantó, que ha presentado la memoria del último ejercicio. El presidente de la AVL ha destacado la “revitalización y el rejuvenecimiento” que ha supuesto la incorporación de las siete nuevas académicas en esta nueva etapa de la institución y ha reivindicado el papel de la Academia como una herramienta “imprescindible” para la lengua y sus usuarios.

Del mismo modo, en el 2022 la Acadèmia Valenciana de la Llengua celebrará sus elecciones a la presidencia y a la resta de cargos de la Junta de Gobierno. En este sentido, el actual presidente, que ya no puede optar a la reelección, ha destacado los aspectos “más positivos” de su mandato para “superar los viejos obstáculos y explorar los nuevos caminos de futuro y unidad en beneficio de la lengua”. Además, Ferrer ha hecho una llamada al resto de académicos y académicas para “elegir a las mejores personas” para dirigir la institución con “solvencia, rigor, capacidad y experiencia”.

El discurso inaugural del curso académico ha estado a cargo del poeta valenciano, Josep Piera, a través de la conferencia ‘My generation: modernitat i tradició’, donde ha hecho un repaso por la memoria de los setenta, de las figuras de la literatura valenciana como Joan Fuster y el valenciano durante la guerra civil y el franquismo.

Por su parte la secretaria, Verònica Cantó, ha presentado la memoria de las actividades realizadas a lo largo de este curso académico, destacando la modificación de las ortográficas (diéresis, uso del guión y los diacríticos), la adaptación del lenguaje inclusivo y la incorporación del género en el diccionario para visibilizar a las mujeres.

También ha destacado la nueva herramienta electrónica como Gramàtic-ON y ha hecho repaso de la incidencia de las obras normativas como el Diccionari normativo valencià, que ha recibido un total de 19.986.115 consultas telemáticas, un 15% más que el año anterior, y una media de 55.000 consultas diarias. Asimismo, durante este año el pleno de la AVL ha aprobado 265 modificaciones en relación a la incorporación de palabras nuevas y acepciones, y ha recibido alrededor de 234 propuestas lingüísticas por parte de los usuarios.

Finalmente, el informe anual de la Acadèmia destaca la contribución de la institución al fomento de la investigación lingüística, a potenciar el valenciano en el ámbito local, a la difusión de la lectura en lengua propia, a la promoción de los escritores y escritoras valencianos, al impulso del libro en valenciano, así como a patrocinar espectáculos teatrales, musicales y cinematográficos valenciano dentro del Circuito Cultural Valencià del Instituto Valenciano de la Cultura.

El año de Joan Fuster

El presidente de la AVL ha destacado el trabajo de las académicas de la Comisión Escritora del Año para “redescubrir” a la escritora valenciana, Carmelina Sánchez-Cutillas, y ha señalado que “la poeta y su obra ahora son más conocidas que nunca, tanto dentro como fuera de nuestro territorio”.

Ferrer también ha anunciado que el 2022 será el año del escritor Joan Fuster y que a través de la Comisión del Escritor del Año, que trabaja en la elaboración del proyecto junto con otras instituciones y entidades, se exaltará la figura de Fuster “como uno de los grandes hombres de nuestras letras”. “El autor de Nosaltres els valencians cobrará vida, 30 años después de su muerte, para reencontrarnos con la dimensión del gran intelectual valenciano”.

CatalanSpanish