La AVL elaborará un informe sobre la homologación de títulos de valenciano en el sistema educativo

El ente normativo expresa "preocupación" por las "consecuencias" que puede tener la aprobación del decreto

La Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL) ha mostrado su “preocupación” por las “consecuencias” que puede tener la aprobación del decreto que regula el reconocimiento de la competencia lingüística de valenciano para la homologación de los estudios en el sistema educativo valenciano.

El ente normativo ha anunciado, además, que elaborará un informe sobre esta con el objetivo de “contribuir a un mayor entendimiento social y que aborde soluciones más satisfactorias”.

La institución señala, en un comunicado, que la normativa que prepara la Conselleria de Educación y que tiene que entrar en vigor durante el primer semestre del 2023 determinará que el alumnado que finalice la ESO cuente con un nivel B1 de valenciano y que las personas que acaben el bachillerato tendrán acreditado un nivel B2 de valenciano.

Así mismo, según el decreto, en el caso de Bachillerato, los estudiantes que superen la materia de valenciano con al menos un 7 de puntuación en cada curso tendrán homologado el nivel C1.

El decreto tendrá un carácter retroactivo para todos los estudiantes de cursos anteriores al 2021-2022 y las acreditaciones se podrán solicitar a través de la Junta Qualificadora de Coneixements de Valencià.

Recuerda la AVL en este punto que la escala que compara el nivel de competencia entre diferentes idiomas lo establece el Consejo de Europa a través del Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas (MECRL).

Este marca el estándar de los niveles y las competencias que hay que adquirir para medir el nivel de comprensión y expresión oral y escrita y permitir así la homologación de las titulaciones en cualquier lengua europea.

El decreto que ha preparado el Consell “asume que el sistema educativo valenciano garantiza la competencia lingüística que indica el MECRL, que en el caso del B2 y C1 requiere una alta fluidez en la expresión y un grado importante de comprensión oral y escrita en temas y textos complejos”.

Ante esta situación, la AVL, además de solicitar reuniones institucionales con responsables políticos, ha acordado elaborar un informe sobre esta cuestión que “pueda contribuir a un mayor entendimiento social y que abordo soluciones más satisfactorias”.

Finalmente, el organismo recuerda que se pueden consultar los informes de la institución en su web institucional, como por ejemplo la declaración de la AVL, de enero de 2017, sobre la competencia lingüística del personal de las administraciones valencianas como garantía de los derechos lingüísticos valencianos, o el informe sobre el anteproyecto de ley de la función pública valenciana, acuerdo de septiembre de 2019.

CatalàEspañol