Piden soluciones ante la baja del 70% de la plantilla médica del 9 d’Octubre de Castelló

El sindicato CSIF alerta del incremento de las esperas para recibir atención presencial, que alcanza las tres semanas.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios CSIF ha denunciado la “complicada situación” en que se encuentra el centro de salud 9 d’Octubre de Castellón donde, en estos momentos cerca del 70% de la plantilla médica se encuentra de baja.

En concreto, desde la central sindical han explicado que “de los 10 médicos que tiene asignados este centro de salud, que atiende a una población SIP integrada por cerca de 16.000 adultos y 1.700 menores, en estos momentos 6 se encuentran de baja médica y no han sido sustituidos, lo que deja el servicio a cargo de 4 profesionales únicamente, esto es, casi 4.000 pacientes por médico”.

Una situación que también afecta al área de Pediatría, donde los dos profesionales de este centro de salud se encuentran de baja y de los que solo uno ha sido sustituido.

“Se trata de una situación totalmente insostenible que está afectando gravemente a las demoras para recibir atención sanitaria presencial, que en el caso del 9 d’Octubre alcanzan ya las tres semanas de espera”, han indicado desde el sindicato.

En ese sentido, desde CSIF han recordado que esta situación “no es un caso aislado” y, al respecto, han denunciado que “la saturación que sufre el servicio de Atención Primaria y el hecho de que la administración no esté sustituyendo a los profesionales sanitarios que se encuentran de baja está provocando situaciones caóticas en la mayor parte de los centros de salud del área de Castellón, justo cuando nuevo al repunte que están experimentando los contagios de coronavirus se suma el inicio de las campañas de vacunación para los grupos de edad y colectivos más vulnerables”.

“Desde CSIF pedimos a la Conselleria de Sanitat que tome medidas urgentes para resolver esta situación, que se repite en la práctica totalidad de consultorios castellonenses, con el fin de garantizar tanto las adecuadas condiciones laborales de unos profesionales sanitarios que se encuentran totalmente al límite como la calidad del servicio para unos pacientes que deben esperar semanas para poder ser recibidos por su médico de cabecera”, han destacado desde CSIF.

CatalanSpanish