Los vecinos de Benicàssim notan la bajada del IBI en sus recibos

El portavoz del grupo municipal socialista explica que “el descenso de este impuesto era necesario y lo aprobamos la oposición en contra de Susana Marqués”

El portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Benicàssim, Miguel Alcalde, ha explicado que en estos días está llegando a las viviendas de la localidad el recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en el que se puede comprobar la bajada que propuso la oposición en un pleno extraordinario a finales del 2020 y a la que se opusieron Partido Popular y Ciudadanos. Alcalde ha argumentado que “la ciudadanía está comprobando esta bajada que encabezamos las y los socialistas y que recibió el apoyo de toda la oposición en un momento en el que la alcaldesa, Susana Marqués, había sido abandonada por un concejal y había perdido la mayoría absoluta”.

El portavoz socialista ha indicado que “esta rebaja ha sido gracias al PSPV-PSOE, Compromís, Podemos y los no-adscritos y se intentó evitar a toda costa por parte del equipo de gobierno haciendo una propuesta ridícula que bajaba el IBI a hoteles y no al resto de ciudadanía, demostrando a quién sirve la alcaldesa” y ha añadido “todos los grupos coincidimos en la necesidad de rebajar la presión fiscal a las vecinas y vecinas en el año posterior a la pandemia debido a la situación que se ha generado de dificultad para muchas personas”.

Miguel Alcalde ha recordado que el IBI, también conocido como la contribución, la fija cada Ayuntamiento en los últimos meses del año mediante una ordenanza fiscal que fija un coeficiente que es el que permite subir o bajar el impuesto en algún porcentaje y que se aplica al valor de cada inmueble. Esta medida se aprueba en pleno y “pensamos que lo más justo para las personas era esa rebaja fiscal que no afectará en demasía a las arcas municipales”

CatalanSpanish