Belle Époque celebra su décimo aniversario en FITUR

para el turismo seguro.

Benicàssim vivió una época dorada durante el primer tercio del siglo XIX, donde la burguesía más elevada de la provincia decidía disfrutar de las majestuosas playas de Benicàssim para construir su pequeño oasis. Las Villas de Benicàssim se convirtieron en el epicentro del lujo y de la corriente modernista y hoy, dos siglos después, siguen siendo un reclamo turístico. Belle Époque es una fiesta que transporta a Benicàssim a esa época mágica. 

Así lo ha defendido Cristina Fernández, concejala de sostenibilidad, turismo y hostelería de Benicàssim en la Feria de Turismo (FITUR) 2021 celebrada esta mañana en IFEMA. Benicàssim, “no podía faltar a este evento teniendo en cuenta la importancia del turismo en su economía”, ha dicho la concejala. 

Y es que del 30 de agosto al 5 de septiembre Benicàssim volverá a celebrar Belle Époque por décimo año consecutivo, un evento que según las palabras de la concejala, “implica a todo el municipio, tanto a la ciudadanía como a los comercios”. 

Las villas están ubicadas junto a la playa de Vora Mar y Almadraba, un lugar que es mucho más que “playa”, aunque destacan por haber conseguido de nuevo la calificación de Bandera Azul. 

Décimo aniversario de Belle Époque

Desde que comenzó esta celebración hace diez años, la ciudad conmemora esta época modernista con música, bailes, actuaciones, visitas guiadas y coches de época, siendo una fiesta cultural referente para el municipio. “Este año, como cierre final, se disparará un castillo de fuegos artificiales junto al mar”.

Con motivo de Belle Époque, además se han creado unos personajes ficticios, como Don Sebastián y Doña virtudes entre otros, muy queridos por el pueblo. 

“Cada vez son más las personas que disfrutan de esta fiesta con sus vestidos y recreaciones, pero sin duda ha crecido muchísimo como reclamo turístico”, ha explicado la concejala de turismo. 

Benicàssim es un referente en FITUR, pues acumula muchas ediciones a sus espaldas y además fue el primer municipio turístico reconocido por la Generalitat Valenciana. Este año, pese a la situación epidemiológica, Benicàssim no podía faltar. 

Además de Belle Époque y sus playas paradisiacas, Benicàssim celebrará este verano el festival Mar de Sons y Luce Benicassim, adaptado a las medidas contra el Coronavirus, para ofertar al turismo una oferta diferente, cultural, pero sobre todo, segura. 

CatalanSpanish