Benicàssim exige a Sanidad la dotación de una unidad pediátrica permanente para la zona sur

Es una demanda histórica del municipio junto a las urgencias pediátricas avalada por el incremento de población multiplicado por dos en los últimos 25 años.

La ciudad de Benicàssim cuenta en la actualidad con 19.507 habitantes, casi el doble con los que contaba hace 25 años (10.702 habitantes). Esta es la razón principal por la que el consistorio de la localidad ha exigido de nuevo a la Conselleria de Sanidad la dotación de una unidad de urgencias pediátricas para la localidad, así como que se abra de forma permanente y se dote de recursos técnicos y humanos el centro de salud en la zona sur del municipio.

Benicàssim cuenta con un centro de Salud en el casco urbano que, si bien da un excelente servicio a la ciudadanía, en épocas estivales cuando la población se llega a quintuplicar no es suficiente, además de no contar con servicio a la de urgencias pediátricas ni radiodiagnóstico, por lo que muchos pacientes deben ser derivados a otros hospitales.

“A raíz de la pandemia, hemos visto con mayor claridad si cabe la importancia que tiene contar con recursos sanitarios. En los últimos 25 años, Benicàssim ha doblado su número de habitantes y en verano llegamos a quintuplicar nuestra población, por eso es necesario que la Conselleria tenga en cuenta la singularidad de los municipios turísticos y adecue los servicios y el personal sanitarios a la población que tiene en cada momento. Los recursos sanitarios no pueden ser contemplados como un gasto sino como una inversión ya que salvan vidas”, ha añadido Marqués.

Cabe recordar que la ciudad de Benicàssim cuenta con unas demandas históricas con la Conselleria de Sanitat que no se están viendo atendidas de ninguna forma por parte de la Generalitat Valenciana. Desde el año 2017, la localidad viene reclamando al Consell que estudie la posibilidad de instalar un servicio de urgencias pediátricas en la localidad, al haber detectado el consistorio un notable aumento de población, y en concreto de parejas jóvenes con hijos pequeños que demandan el servicio y se ven obligados a desplazarse a localidades vecinas, al no contar el Centro de Salud de Benicàssim con esta unidad. De hecho, es reiterada la petición por parte del ayuntamiento y los vecinos, de la apertura de un centro de salud en la zona sur del municipio.

El Ayuntamiento también viene reclamando a la Conselleria la apertura de todos los ambulatorios en época estival cuando la población crece hasta los 80.000 habitantes. Recientemente, el pleno del ayuntamiento aprobó una moción en la que instaban a la Conselleria de Sanitat a que previese en el plan de vacaciones 2023 del personal sanitario, para evitar la situación del pasado verano en el que 2 de los 4 ambulatorios con los que cuenta Benicàssim, no prestaran servicio al no disponer de personal suficiente.

“En primer lugar, la apertura permanente del centro de salud de la zona sur en segundo lugar, las urgencias pediátricas para toda la localidad; en tercer lugar, no menos importante, la apertura de los cuatro centros de salud auxiliares de verano Son tres exigencias innegociables”, ha concluido la concejal del área de Sanidad, Vanesa Batalla.