Los vecinos de Benimaclet no consideran prioritarios los huertos urbanos en el futuro PAI

La encuesta del Ayuntamiento de València para diseñar el Plan Especial del barrio revela que solo un 11% considera los huertos urbanos como un equipamiento prioritario

Solo el 11,3% de los vecinos y vecinas de Benimaclet consideran como un equipamiento prioritario los huertos urbanos en el nuevo PAI. Así se desprende de la encuesta pública encargada por la Concejalía de Desarrollo y Renovación Urbana del Ayuntamiento de València sobre el Plan Especial de Benimaclet, que servirá de base al equipo redactor del proyecto liderado por el arquitecto José María Ezquiaga para trazar la primera versión de la intervención urbanística.

Este plan especial busca unificar propuestas, ya que tanto la edificabilidad como el futuro de los huertos urbanos, son dos de los temas que divide y enfrenta a los socios del gobierno del Rialto, PSPV y Compromís. Mientras los socialistas mantienen su idea inicial de construir alrededor de 1.300 viviendas, Compromís no apoyará dichos planteamientos porque busca una reducción del número inicial. Además, el PSPV quiere acabar en el futuro PAI de Benimaclet con los huertos ilegales e integrar los de la asociación dentro de la reurbanización, pero la formación nacionalista es partidaria de mantenerlos todos.

Del mismo modo, del estudio realizado se desprende que el tipo de instalaciones y espacios que los vecinos y vecinas quieren para mejorar el barrio son en mayor medida las culturales y deportivos (34,2%).

De ellos, el 12% señala la falta de instalaciones, el 9% de un polideportivo, el 7,5% de una piscina y el 3,8 de una biblioteca. Las zonas verdes y parques ocupan también un lugar destacado, ya que el 33,4% cree que serían imprescindibles para mejorar el barrio. De todos los consultados, el 17,4% reclama más parques, el 9,5% parques para perros, el 5,8% jardines mejor cuidados, y el 0,8% el mantenimiento de la huerta.

Aumentar vivienda pública

La mayoría de encuestados valora positivamente la vida en el barrio y lo considera familiar y tranquilo con algunas cuestiones a mejorar como las zonas verdes y de juegos, la accesibilidad o la necesidad de crear espacios de actividad y servicios para los mayores.

Igualmente, en cuanto a la oferta laboral y el acceso a la vivienda, un 66% cree que el barrio no ofrece suficientes oportunidades laborales y un 71,2% considera que no hay opciones para que los jóvenes puedan emanciparse y quedarse a vivir. En este sentido, el 88,3% señala como necesidad prioritaria aumentar la vivienda pública de alquiler asequible y un 81,8% en general una mayor oferta de vivienda.

Sin embargo, el rediseño de la Ronda Norte para que mejore la relación del barrio con la huerta es una actuación que refrenda menos de cuatro de cada diez entrevistados, el 38,3%.

Entre las principales preocupaciones también se encuentra la falta de limpieza con un 52,3% de las respuestas; los ruidos con un 25,4% del total, donde vuelven a incidir los botellones y fiestas en la calle, como principal cuestión; cuestiones sobre urbanismo como el alumbrado o arreglar los descampados; mejorar el aparcamiento en la zona o la seguridad en la que un 15,4% demanda más vigilancia policial para resolver el vandalismo y la delincuencia.

Los resultados de la encuesta, que se trasladarán próximamente a los redactores del plan, se han obtenido a través de 400 entrevistas tanto telefónicas como personales realizadas del 3 al 28 de marzo a residentes del barrio atendiendo a la representatividad de las cuotas de edad y sexo en el barrio. Durante el proceso de redacción del plan se realizarán diferentes procesos participativos con talleres con vecinos y vecinas así como asociaciones del barrio.

ValenciàEspañol