Benitatxell mejorará la instalación de las estaciones de bombeo de aguas residuales

Los técnicos y la brigada de obras han iniciado la renovación del cableado eléctrico de las bombas de la estación del Camí dels Benitatxells, donde los fallos generaban muchas molestias al vecindario.

El Ayuntamiento de Benitatxell y Poble Net, la empresa pública de servicios, siguen trabajando conjuntamente en la mejora de los servicios municipales. Recientemente, Poble Net ha finalizado una auditoría de las estaciones de bombeo de aguas residuales de la población. En concreto, se han revisado las seis estaciones existentes, cuatro de ellas en el casco urbano y dos en las zonas residenciales.

Las estaciones de bombeo de aguas residuales son las instalaciones asociadas al sistema de alcantarillado que permiten la conducción de las aguas residuales a las estaciones depuradoras para que se realice su tratamiento. Dada la orografía accidentada del término municipal, es necesaria su existencia para superar los desniveles existentes. Son claves para la salubridad de toda la población.

En la auditoría se han detectado numerosas deficiencias, tanto en la parte hidráulica de las instalaciones como en la eléctrica, lo que ha requerido la realización de un programa de actuaciones que posibilite la mejora del servicio, entre ellas, dotar de bombas de reserva, ahora inexistentes, y adecuar los cuadros eléctricos a la normativa vigente en materia de seguridad en el trabajo.

Inicio de los trabajos al Camino de los Benitatxells

Algunas de las mejoras previstas serán rápidamente ejecutadas con financiación directa del Ayuntamiento y otras mediante las líneas de subvenciones de las que dispone el departamento de Ciclo Hídrico de la Diputación de Alicante. De hecho, los técnicos de Poble Net y la brigada de obras municipal ya han iniciado esta semana la renovación del cableado eléctrico que suministra la energía a las bombas instaladas en la estación de bombeo del Camí dels Benitatxells.

Uno de los problemas detectados en esta instalación, que es la que posibilita que las aguas residuales de las viviendas de la parte alta del camino lleguen a la estación depuradora para poder ser tratadas, eran los continuos fallos eléctricos. Este hecho impedía que la estación pudiera realizar su función y, por lo tanto, generaba muchas molestias al vecindario.

La actuación supondrá la renovación de todo el cableado de alimentación eléctrica de la bomba instalada y facilitará las próximas actuaciones a realizar, encaminadas a instalar una segunda bomba de reserva y a mejorar el estado general del cuadro eléctrico.

Es la primera vez que se realiza una auditoría de este tipo en el pueblo. “Hasta ahora, el alcantarillado había sido uno de los grandes olvidados en este Ayuntamiento. Nunca se había hecho trabajo de mantenimiento, sino que la dinámica hasta ahora había sido la de actuar cuando se producía una incidencia, sin tener en cuenta el estado y la conservación de esta infraestructura, que es vieja”, ha reseñado el alcalde, Miguel Ángel García, quien ha destacado la importancia que tiene la prevención y el mantenimiento en todas las instalaciones municipales “para no lamentar daños más graves en un futuro”.

ValenciàEspañol