Benlloch cierra un presupuesto de 53,3 millones y convoca la Mesa de Negociación el martes

El alcalde de Vila-real decidió no acudir esta semana a Fitur para avanzar al máximo en la tramitación de las cuentas, bloqueadas por la irrupción de una nueva sentencia urbanística por el CTD a finales de 2022

El presupuesto del Ayuntamiento de Vila-real para 2023 ha experimentado esta semana avances importantes para su aprobación, que se ha visto retrasada por la irrupción, a finales del año pasado, de una nueva sentencia urbanística derivada de la gestión del suelo del Centro de Tecnificación Deportiva, por parte del anterior gobierno del Partido Popular.

Esta semana, tras decidir no asistir a la feria de turismo de Madrid, Fitur 2023, para acelerar la aprobación de las cuentas municipales, el alcalde, José Benlloch, ha logrado cerrar el documento definitivo, que se presentará a los representantes sindicales en la Mesa de Negociación convocada el próximo martes, con el objetivo de remitirlas a la Intervención la próxima semana.

De esta manera, los presupuestos municipales, que ascienden a 53,3 millones de euros para 2023, encaran la recta final administrativa para su aprobación, con el objetivo de que puedan aprobarse dentro de este mes y entrar en vigor a mediados de febrero.

“Mi prioridad es poder aprobar cuanto antes los presupuestos que los empastres y la herencia del barco pirata del PP nos bloquearon a final de año. Por eso, esta semana decidí no asistir a la feria Fitur a presentar la oferta de Vila-real precisamente para acelerar al máximo posible la tramitación de las cuentas y, por fin, podemos presentar a la Mesa de Negociación el documento definitivo”, detalla Benlloch.

“A finales del año pasado, cuando teníamos ya prácticamente cerrado el presupuesto y a punto para su aprobación, una nueva sentencia del PP, en esta ocasión por los terrenos donde se construyó el Centro de Tecnificación Deportiva en 2010, nos volvió a caer como un mazazo y nos bloqueó de nuevo los presupuestos, elevando ya a

34 millones de euros lo que hemos tenido que pagar del bolsillo de todos los ya las vila-realenses por la factura de la herencia del PP en estos once años”, subraya Benlloch. La resolución judicial obliga al Ayuntamiento a pagar otro medio millón de euros por el solar de 5.556 metros cuadrados sobre el que se levantó el CTD y por el que ya se abonaron 856.000 euros a su propietario.

Este nuevo varapalo obligó a recalcular las cifras para incluir este medio millón de euros más. Una circunstancia que Benlloch ha aprovechado también para contemplar otras necesidades centradas en la defensa de las personas y los servicios públicos, como el incremento del convenio del programa de transeúntes con Cáritas Diocesana hasta los 100.000 euros (prácticamente el doble de la cantidad habitual) para hacer posible la puesta en marcha y funcionamiento inicial de la nueva casa de acogida San Pascual El Pati, que el obispado y Cáritas construyen en Vila-real y en la cual el Ayuntamiento ha colaborado también con otros 300.000 euros.

“En la nueva Vila-real del siglo XXI, la prioridad son las personas y el servicio público. Con mucho esfuerzo, y a pesar de las enormes dificultades a las que nos enfrentamos, con la crisis de la guerra de Ucrania, el impacto de la covid-19 y la gestión de las crisis del pasado que nos dejó el Partido Popular, hemos logrado cerrar un presupuesto centrado en estas dos prioridades, serio, prudente y responsable”, concluye el alcalde.

La convocatoria de la Mesa de Negociación es un paso previo preceptivo para la aprobación de los presupuestos municipales, establecido en el artículo 37.1 del Real Decreto Legislativo 5/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público (TR-EBEP), así como el artículo 5 del Acuerdo y del Convenio para la regulación de las relaciones de trabajo del personal del Ayuntamiento de Vila-real. En la Mesa General de Negociación del Ayuntamiento están representadas las secciones sindicales de CCOO, UGT, CSIF y SPPLB.

CatalàEspañol