Las bibliotecas municipales reunirán en València a más de 300 amantes de la lectura

El 14 de diciembre se celebra el II Encuentro de clubes de lectura de las bibliotecas municipales de València con Rosa Montero como autora invitada

Más de 300 personas participantes de los clubes de lectura de la red de bibliotecas municipales se reunirán el próximo miércoles, día 14, por la tarde, en el Teatre El Musical para celebrar el II Encuentro de clubes de lectura que organiza la Concejalía de Acción Cultural.

El encuentro contará, como autora invitada, con la escritora madrileña Rosa Montero, Premio Nacional de las Letras en 2017.

Durante la jornada, que contará, además, con un espectáculo a cargo de Laia Serna sobre “El peligro de estar cuerda”, se pondrá en valor la función vertebradora de los 30 clubes de lectura presenciales para personas adultas de los que disponen hoy las bibliotecas municipales, con más de 500 personas inscritas.

A ello hay que sumar, además, un taller de poesía en valenciano y otros diez clubes infantiles; en total, 41 clubes de distinto carácter.  

La concejala de Acción Cultural, Maite Ibáñez, ha destacado “la importancia de los clubes en el fomento de la lectura, que ayudan a convertir las bibliotecas en espacios vivos y dinámicos”.

Sin duda favorecen y promocionan la lectura, además del diálogo y el encuentro en torno a un libro o a un autor o autora.

La edila ha recordado que “son una de las actividades más asentadas que se realizan en nuestra red de bibliotecas; desde sus inicios, se ha multiplicado no solo su número, sino también los tipos, temáticas o entidades que los promocionan”.

En palabras de Ibáñez, las bibliotecas municipales proporcionan un espacio y entorno apropiado para realizar las reuniones, además de su labor de gestión de las peticiones o posibles compras de lotes de libros para desarrollar estos clubes de lectura.

Generalmente, los clubes están constituidos por grupos de diez a 20 personas y actualmente un 90% son mujeres, con una media de edad entre los 40 y los 65 años.

En este sentido, los clubes de lectura facilitan las relaciones entre sus más de 500 participantes, la capacidad de lectura crítica y constituyen también una comunidad de aprendizaje.

Dada la gran demanda existente, en la actualidad casi todos los clubes tienen listas de espera, y se están empezando a desdoblar grupos”, ha señalado la concejala.

Este segundo encuentro está dirigido a las personas que forman parte de los clubes de lectura de las bibliotecas.

Actividades de fomento de lectura

Además de los clubes de lectura de narrativa para adultos, las bibliotecas ofrecen clubes temáticos orientados a géneros como el cómic, novela negra, poesía, o a aspectos como la escritura creativa, lectura fácil o memoria democrática, entre otros.

El personal bibliotecario dinamiza también sesiones orientadas a los más pequeños, desde bebés hasta niños mayores de ocho años, en las que introduce libros de diversos estilos, como álbumes ilustrados, de narrativa o de conocimiento, y actividades pensadas para cada sesión.

Algunos de los viajes literarios realizados han tenido como protagonistas a obras de autores como Vicente Blasco Ibáñez, Max Aub, Miguel Hernández, Alexandra Lapierre, Antonio Muñoz Molina, Miguel de Unamuno o Vicent Andrés Estellés, entre otros. En estas actividades se han realizado encuentros con numerosos autores, entre los que destacan Carmen Posadas, Carmen Amoraga, María García-Lliberós, Vicente Gramaje, Vicente Muñoz Puelles, Pilar Pedraza o Vicente Roncero.

De aquí a final de año son varias las sesiones de clubes de lectura convocadas: el club de lectura de poesía de la biblioteca de Sant Marcel·li-Camí Reial; en la biblioteca de Natzaret del Mar, sobre la obra de Bruno Asensio Yedra y la ilustradora Carla Moliner. Además, la biblioteca de Aiora Vicent Casp i Verger, la de Russafa Nova Al-Russafí y la de La Petxina acogerá sesiones de cuentacuentos.

El primer club de lectura de las bibliotecas municipales fue el de La Petxina. Tiene su origen en la iniciativa de la Asociación Valenciana de Trastorno Bipolar. En 2005 esta entidad planteó la creación de grupo de lectura en la biblioteca como parte de las actividades de ayuda a las personas afectadas por este trastorno, como fuente de enriquecimiento personal, de aglutinador social y de integración terapéutica. Dada la buena acogida inicial, en 2006 se decidió ampliar el club y abrirlo a otras personas interesadas.

CatalàEspañol