Aparece una nueva boca en el volcán y aumenta la sismicidad en La Palma

Un gran bloque se desplaza por la colada de lava que baja del Volcán por la ladera de la zona norte hasta Tajuya en la isla de La Palma.

El volcán de La Palma permanece activo tras haber sufrido un nuevo derrumbe parcial en su cono principal con grandes emisiones de lava que alimentan las coladas.

Una nueva boca se ha abierto en la base del volcán de La Palma que emite lava en dirección norte después de que se abriera un nuevo centro emisor en la parte inferior del cono secundario y que se formara una nueva colada en la zona sur del volcán amenazando el barrio de Las Manchas.

Este nuevo centro de emisión podría comportarse de diferentes formas, si bien ahora expulsa lava fluida. En el momento de su aparición, la señal del tremor subió considerablemente al igual que la sismicidad.

Los vecinos de La Palma han vivido una noche marcada por un alto nivel de sismicidad, de actividad explosiva en el cono y derrumbes. La isla ha registrado un sismo de magnitud 4,9 e intensidad IV (sobre un máximo de XII), que ha sido ampliamente sentido en toda La Palma.

Las coladas se han seguido extendiendo durante el fin de semana, cubren 901,2 hectáreas de terreno y han destruido 2.146 edificaciones, según el programa europeo Copernicus.

CatalanSpanish