Aumenta el botellón y las reuniones privadas en la primera noche en València sin “toque de queda”

València amanece con restos de botellones en la plaza del Cedro y alrededores tras cumplirse la primera noche sin toque de queda

No han pasado 24 horas desde que decayera el toque de queda, sin embargo, los más jóvenes han sabido aprovecharlo. Hoy, lunes, València ha amanecido con numerosos residuos que indican que la pasada noche se celebraron varios botellones. Además, fuentes de la Policía Nacional afirman que el aumento también se ha notado en el número de fiestas privadas, pues han sido muchas las llamadas en la centralita de vecinos alertando del problema.

La primera noche sin restricciones de movilidad se ha visto marcada por los restos de botellón en las proximidades de la Plaza del Cedro en València y el notable incremento de reuniones de grupos de amigos en domicilios privados. Aunque es cierto que no se han producido grandes aglomeraciones.

Según comentan a Actualitat Valenciana fuentes dels servicio de recogida de basuras, “se ha notado un aumento de deshechos relacionados con botellas y vasos de plástico en las zonas cercanas a la plaza del Cedro. No obstante, la basura no estaba repartida por grandes zonas como parkings o descampados tal y como ocurría hace unos años. Ahora, los grupos son más reducidos“, han explicado.

Esta tendencia no es que sea nueva, pues desde el servicio de limpieza pública del ayuntamiento de València afirman que los domingos también han encontrado basura en algunas zonas reincidentes, sobre todo desde que se han abierto las terrazas o ampliado el toque de queda.

“Hay una unidad especial dentro del servicio de limpiezas, que se llama ocio, que se encarga precisamente de limpiar los restos de los botellones. Desde que empezó la pandemia, el servicio se ha reducido porque no se estaban produciendo este tipo de reuniones, pero hoy, tras haber quitado el toque de queda, se ha vuelto a notar considerablemente“, aclaran.

Por otro lado, fuentes policiales también comentan que pese a tratarse de la noche de un lunes también se ha notado de un aumento de las reuniones en domicilios particulares. Al parecer, se han producido varias llamadas a la centralita de la Policía Local de vecinos denunciando fiestas hasta altas horas de la madrugada. Pese a ser martes al día siguiente, y primer día de selectividad para muchos adolescentes, este hecho no ha quitado las ganas de “celebrar” el fin del toque de queda en los jóvenes.



CatalanSpanish