Burriana presenta unos presupuestos ‘realistas’ para 2023

El Consistorio ha confeccionado unas cuentas que ascienden a 35,06 millones de euros, y en las que hay que destacar que no se subirán los impuestos

El Ayuntamiento de Burriana ha presentado hoy sus cuentas para el año 2023, en la que se ha dado a conocer un presupuesto de 35.066.666 euros.

Este ya se ha entregado a la oposición, el lunes pasará por una comisión externa y se aprobará en un Pleno extraordinario que tendrá lugar el 22 de diciembre.

Los encargados de dar a conocer el nuevo presupuesto han sido la alcaldesa de Burriana, Maria Josep Safont, la concejala de Hacienda, Cristina Rius y el concejal de Cultura, Vicent Granel.

Cristina Rius ha comenzado puntualizando, que este es un presupuesto “social e inversor”, que pretende “construir progresivamente una ciudad mejor”.
El objetivo “es mejorar la vida de las personas y mejorar nuestra ciudad”, ha explicado Rius.

La concejala es contundente “hay que ser realista con la situación que estamos viviendo con el incremento de los precios, que puede desembocar en el descenso de la actividad económica, por eso desde el Ayuntamiento queremos seguir impulsando, dinamizando y apoyando al pequeño comercio porque es el motor económico de la ciudad”.

Invertiremos más de 82.000 euros destinados a la promoción y dinamización del comercio local, organizado junto a la Federación de Comercio y de la Asociación de Hostelería, como campañas y acciones para incentivar la compra, que se ha aumentado con remanentes.

Área de Acción Social (Un millón de euros)

Se incrementa un 24% de ayudas para cubrir las necesidades básicas de las personas que lo soliciten y que cumplan los requisitos, superando los 430.000 euros, “para que ninguna persona se quede atrás”.

Además, se destinan 110.000 euros en subvención y convenios para entidades sociales y ONGs, además de 430.000 euros para otras acciones y servicios sociales específicas.

Programas de Ocupación y Formación (1.800.000 euros)

El Ayuntamiento destina 390.000 de recursos municipales, que, sumados a las aportaciones de otras administraciones, que tienen competencias en materias de ocupación, hacen un total de 1.800.000 euros, destinados en 2023, “a facilitar la inserción al mundo laboral de personas que padecen el problema del paro y así darles una oportunidad de trabajo”.

Inversiones (3.921,828 euros)

Se han incrementado los recursos propios para inversiones, “buscando financiamiento externo, avanzando por ejemplo en la transición energética, instalando placas solares en la piscina, el mercado y la sede de servicios sociales, con una inversión de 300.000 euros, de los cuáles el 50% son de fondos europeos”.

280.000 euros para conseguir que Burriana sea una ciudad inteligente, instalando pasos de peatones luminosos, radares educativos y sensor de calidad ambiental en diferentes puntos de la ciudad.

Se seguirá invirtiendo en accesibilidad, facilitando itinerarios y los desplazamientos a personas con movilidad reducida en toda la ciudad.

Se invertirá 150.000 euros en la pavimentación de viales, utilizando remanentes, además de 700.000 euros en mejorar los caminos rurales del municipio y mejoras en la zona de Santa Bárbara.

La urbanización, ampliación y construcción de 250 nuevo nichos y columbarios del nuevo cementerio, con un presupuesto de 300.000 euros.

Asimismo, se acometerán la instalación de geotermia en la piscina, recientemente adjudicada por 223.000 euros; el cambio de alumbrado en instalaciones deportivas por 100.000 euros, y la remodelación de la plaza en el barrio la Bosca, con una licitación de 140.000 euros.

Respecto a la reordenación de la avenida Mediterráneo, Rius y Granel han manifestado que “cambiará totalmente la fisonomía de la avenida y que actualmente se están abriendo las plicas“, por lo que pronto empezarán las obras con una inversión de 2.179.000 euros para la construcción de un carril ciclopeatonal cuyo trazado discurrirá en el lado del mar, y también la colocación de nuevas tuberías de agua potable y la instalación de nuevas canalizaciones y bombeos para la evacuación de aguas residuales y pluviales, así como la repavimentación del vial y el recubrimiento de las aceras.

También en breve se realizará la licitación de otras obras que están en fase de proyecto, entre ellas, la instalación de los tornillos de Arquímedes con 825.000 euros, así como los pliegos para licitar la gestión del Centro de atención temprana que se ha demorado porque faltaba recibir el Contrato Programa, firmado por la Conselleria.

Igualmente, en el primer semestre de 2023 se acometerá la urbanización de la céntrica calle Barranquet, cuyo pavimento está muy deteriorado, con una inversión de 480.000 euros que incluye también la mejora y renovación de los colectores para evitar el estancamiento de agua en momentos de fuertes lluvias, con una parte financiada por el Plan de Obras de la Diputación y otra con recursos municipales.

Pla Edificant

El IES Jaume I contará con una inversión por parte de la Generalitat de 1,5 millones de euros y el Centro de Educación Especial con 2,5 millones de euros.

Son dos proyectos muy importantes para la ciudad de Burriana”, puntualiza Rius.

Reducción de la deuda

Sobre la deuda del municipio, Rius y Granel han subrayado que un aspecto a tener en cuenta en este presupuesto es “el incremento brutal que han experimentado algunos gastos, como los contratos de servicios públicos por el incremento del 7% de IPC, el incremento del gasto energético, el incremento salarial según la Ley de Presupuestos del Estado y un incremento importante en el gasto en intereses bancarios”.

Al respecto, Rius ha puntualizado que en estos 7 años de gobierno “hemos reducido la deuda en más de 8 millones de euros, de 14,5 millones a 6,2 millones y ha sido un gran acierto porque si no lo hubimos hecho, estaríamos hablando de unos intereses para 2023 de unos 500.000 euros, mientras que la previsión es que pagaremos 200.000 euros por la misma deuda viva”.

Por tanto, ha concluido, esa reducción de la deuda y la mayor financiación externa, “nos ha permitido que en los 3 años consecutivos de crisis podamos asumir el incremento constante del gasto municipal sin repercutirlo, ni tan solo el IPC, en ningún impuesto ni tasa municipal que pagamos los vecinos y vecinas de Burriana”.

Por su parte, el concejal de Cultural, Vicent Granel ha querido destacar que “es un presupuesto mu representativo, con pilares fundamentales como el respaldo del tejido económico, el apoyo a los servicios sociales o la mejora de servicios”.

Para Granel, “lo más importante es mejorar la calidad la vida de los vecinos de Burriana”.

Para finalizar, la alcaldesa de Burriana, Maria Josep Safont, “llevamos ejecutados más de 18 millones de euros en los casi ocho años de gobierno de Compromís y el PSOE, es bueno saberlo, porque continua el trabajo de construir una ciudad mejor pensando en las personas”.

CatalàEspañol