Burriana reivindica la celebración de las campanadas de Nochevieja con clemenules

Esta mañana el Ayuntamiento ha repartido más de 500 mallas de clemenules de medio quilo en el mercado de los martes, que sumado al reparto de los coles ya son más de 2.000 kilos distribuidos.

El Ayuntamiento de Burriana ha repartido esta mañana en el mercado exterior de los martes más de 500 mallas de medio quilo de clemenules para promover que los gajos de clementina “sean los protagonistas en las mesas valencianas para despedir el 2022”, y de esta forma apostar por “la agricultura local”.

Con esta iniciativa el consistorio de la capital de la Plana Baixa reivindica, un año más, el ya tradicional consumo de gajos de clemenules durante las 12 campanadas de la noche de Fin de Año, una alternativa a las uvas impulsada para respaldar al sector citrícola local.

La alcaldesa de Borriana, Maria Josep Safont; junto al concejal de Agricultura, Vicent Granel; el presidente de la Cooperativa Sant Josep, José Montoliu; y su director, Juan Vicente Moros; que han participado en el reparto de esta mañana, han animado a la población a consumir clemenules en los hogares en la última noche del año.

Con el reparto de hoy de más de 250 kilos de clementinas que se suman a la distribución de casi 2.000 kilos la semana pasada entre los centros educativos de Infantil y Primaria del municipio, se superan de largo los 2.000 kilos de clementinas repartidas para la campaña de este año.

Asimismo, han destacado que esta actividad sirve para conseguir que la clemenules “sea la encargada de acompañar la Nochevieja” y, a su vez, “dar a conocer la campaña de promoción y de puesta en valor de la marca de calidad de la clemenules de la Plana, la clementina más famosa, más tradicional y más nuestra”.

Según ha explicado el concejal de Agricultura, entre el reparto de clemenules que el consistorio y la Cooperativa Agrícola realizaron la pasada semana en los centros educativos y la realizada hoy, ya se han repartido más de 2.000 kilos de clemenules de la Plana.

La campaña “Aquest Cap d’Any, les 12 campanades amb 12 gallets de clementina” también está impulsada por el consistorio junto a la Cooperativa Agrícola Sant Josep y pretende que la clementina, “buque insignia de la agricultura burrianense”, sea protagonista de la última noche del año.

Para Vicent Granel, “llevar las clementinas a todos los hogares” es un gesto para “apoyar el consumo de proximidad y a los agricultores locales”. Además, ha incidido que de esta forma se quiere “visibilizar la situación de la agricultura de la Plana Baixa”, a la vez que se promueve “el consumo de un producto muy saludable por sus características” y “se apoya al sector citrícola autóctono y a sus agricultores”.

También sirve para colaborar en la promoción de la primera campaña de la asociación para la diferenciación y puesta en valor de la calidad de la clemenules de la comarca de la Plana, con la finalidad de conseguir que sea “marca de calidad” y, a largo plazo, “una denominación de origen que ayude a que los agricultores puedan cobrar por ella todo lo que invierten”.

El concejal de Agricultura, Vicent Granel, y el director de la Cooperativa Sant Josep, Juan Vicente Moros, han destacado que la iniciativa sirve para ayudar en la promoción de la campaña de la Asociación para la diferenciación y puesta en valor de la calidad de la clemenules de la comarca de la Plana de la provincia de Castelló. Es la segunda edición de esta iniciativa, que el año pasado tuvo tan buena acogida entre los escolares, y también de los familiares que recibieron las naranjas y el mensaje en casa.

“Tota pedra fa paret, y el reparto de la clemenules en los centros educativos de Borriana pretende que todas las familias de nuestro municipio conozcan la importancia de esta clementina para la citricultura valenciana y burrianense”, han subrayado, y, sobre todo, que se consolide y se tome consciencia por parte de todo el mundo para conseguir que sea “marca de calidad” y, a largo plazo, “una denominación de origen que ayude a que los agricultores puedan cobrar por ella todo lo que invierten”.

Así, durante estos días se han repartido más de 1.800 mallas de un kilo de clemenules en los 10 centros educativos de Infantil y Primaria de la ciudad, y en el CEE Pla d’Hortolans, acompañadas de un punto de libro donde se da a conocer “La reina de la Plana”, que no es otra que la clemenules, “la variedad reina de nuestra tierra, cultivada de forma tradicional por nuestros agricultores”, han afirmado Granel y Moros.

Se trata de aprovechar la campaña de promoción de la clemenules para despedir el año, porque “es una buena oportunidad para conseguir que la clementina sea la encargada de acompañar la Nochevieja y, a su vez, dar a conocer la campaña de puesta en valor de la clementina más famosa, más tradicional y más nuestra”.

CatalàEspañol