Burriana destina 12.000 euros para el insectario del municipio en la batalla contra el cotonet

El consistorio ayudó con 15.000 euros el año pasado en la construcción del insectario actual

El Ayuntamiento de Burriana ha apostado un año más por la lucha biológica para combatir una de las plagas más importantes que ha afectado a la citricultura valenciana, especialmente en la comarca de la Plana, como es lo cotonet de Suráfrica, según ha destacado el edil de Agricultura, Vicent Granel.

Para este fin, el consistorio destina este año 12.000 euros para ayudar en el mantenimiento de un insectario que permitirá realizar sueltas de cryptoleamus, un insecto depredador del cotonet para la próxima campaña de floración de las naranjas, entre otros insectos.

Después de un año en funcionamiento, ya se han realizado las primeras sueltas en los campos del municipio. Vicent Granel ha visitado las instalaciones del insectario acompañado por el director de la cooperativa, Juanvi Moros, y el técnico, Armando Albert, y ha explicado que es “necesario” el respaldo a estas iniciativas, y también que las administraciones públicas “demos nuestro apoyo económicamente”.

“Es el segundo año que el Ayuntamiento de Burriana colabora en la construcción y mantenimiento del insectario. El primer año lo hizo con una aportación de 15.000 euros, y en esta segunda edición vuelve a dar su apoyo con 12.000 euros al objeto de que la batalla biológica sea lo más completa posible para los campos de Burriana”.

El insectario consta de dos módulos de 30 metros cuadrados preparados con todas las medidas para poder albergar y criar en concreto el cryptoleamus en condiciones adecuadas.

El acuerdo entre el consistorio y la cooperativa tiene como objetivo favorecer la lucha natural contra las plagas y, especialmente, contra el cotonet de Suráfrica. Granel ha agradecido a la cooperativa la instalación y mantenimiento del insectario en Burriana y, por eso, el Ayuntamiento vuelve a apoyar una medida que puede ayudar a la agricultura en todo el término municipal de nuestra ciudad”.

Después de un año de funcionamiento, y con la experiencia obtenida, se prevé que el resultado final durante el año vaya mejorando, y las técnicas en los insectarios también se perfeccionen para tener el mejor resultado posible.

Finalmente, el responsable municipal de agricultura ha recordado que la lucha del cotonet de Suráfrica “tiene que estar apoyada por las administraciones municipales, las más próximas a los agricultores, aunque también tienen que estar en la misma línea la Generalitat Valenciana y el Ministerio, que también tienen que proponer medidas para paliar una plaga que no han creado nuestros labradores, y que nos ha venido de fuera por los escasos controles de la fruta que existen en países terceros”.

CatalàEspañol