Burriana destinará más de un millón para renovar la red de agua potable y alcantarillado

El Ayuntamiento de Burriana y Facsa presentan el Plan de renovación de la red de agua potable y alcantarillado 2022.

El Ayuntamiento de Burriana destinará este año una inversión de 1.061.872 euros al Plan de Renovación de la Red 2022, en el que Facsa acometerá este año la renovación integral de más de 3.600 metros de conducciones y canalizaciones y 261 nuevas acometidas.

Con el compromiso de mejorar la eficiencia y sostenibilidad del servicio, el Ayuntamiento y Facsa, la empresa concesionaria del servicio de abastecimiento de agua potable y la gestión del alcantarillado en la localidad, han presentado el plan director que recoge las actuaciones de renovación y mejora de estas infraestructuras previstas para el actual ejercicio, con un plazo de ejecución de 9 meses y del que se dará cuenta en el próximo pleno municipal previsto para el jueves 3 de marzo.

Según han explicado el concejal de Servicios Públicos, Vicente Aparisi, y el jefe del servicio de Facsa, Alejandro Boado, el plan incluye la renovación de la red de abastecimiento y de alcantarillado de 24 calles, avenidas y plazas de diferentes zonas del municipio, como son el barrio de la Bosca, los poblados marítimos, el entorno de la calle dels Arbrets o el Centro Histórico, entre otras.

Con estos trabajos, que suponen una mejora desde el punto de vista de la eficiencia del servicio y la sostenibilidad, se aprovechará también para ampliar las aceras de algunas de las calles implicadas y mejorar las condiciones de accesibilidad de las mismas.

Asimismo, han destacado que la tecnología será parte fundamental de este nuevo proyecto ya que, durante este año, “se continuará con la instalación de módulos de radio para la emisión de lectura de contadores interiores que posibilitan conocer el consumo exacto sin entrar en el domicilio”.

Concretamente, han precisado, se trata de ampliar la actual red de telelectura de Burriana con hasta 1.800 módulos de radio sistema walk-by. Una acción que Boado ha enmarcado “dentro de Waternology by FACSA, la nueva marca que engloba las soluciones inteligentes para la gestión del ciclo integral del agua con la que la compañía acompaña a los municipios en su camino hacia la digitalización”.

En lo referente a la red de abastecimiento de agua potable, Aparisi ha cifrado la longitud a renovar en 3.600m de tuberías, con diámetros comprendidos entre 75 y 350mm, y 261 nuevas acometidas al objeto de “sustituir de forma progresiva las tuberías más antiguas de la red y evitar posibles problemas en el suministro relacionados con pérdidas de agua”.

En esa línea, ha destacado también otros trabajos en la red de abastecimiento tales como “la renovación del cruce de la tubería en alta que suministra agua potable a las personas y empresas abonadas del polígono Carabona con la carretera CV-18, la sectorizació polígono camí Fondo y la renovación del contador del sector Carabona”.

En cuanto a la red de alcantarillado la longitud a renovar para este año es de 1.950m, dando servicio a 200 usuarios más. Con estas actuaciones, que suponen “una mejora desde el punto de vista de la eficiencia del servicio y la sostenibilidad”, han manifestado Aparisi y Boado, “se aprovechará además para ampliar las aceras de algunas de las calles implicadas y mejorar las condiciones de accesibilidad de las mismas. Este es el caso, por ejemplo, de la calle dels Arbrets, que ampliará su acera para realizar alcorques”.

Con esta nuevo Plan de renovación, Facsa y el consistorio certifican su compromiso con la mejora continuada del servicio y la promoción de un uso sostenible del agua. “Todas estas actuaciones ratifican la labor que estamos llevando a cabo para actualizar las redes de abastecimiento y saneamiento del municipio, al objeto de mejorar la calidad del servicio que prestamos a la ciudadanía y minimizar el riesgo de posibles averías”, han manifestado al respecto Aparisi y Boado.

ValenciàEspañol